La controversia por los posibles residuos de antibióticos en los granos secos de destilería con solubles (DDGS) ha llevado al desarrollo de una técnica que podría impactar la industria estadounidense del etanol.

Esta técnica analítica de residuos múltiples, descrita en un artículo publicado en el Journal of Chromatography por los Dres. Hemakanthi DeAlwis y David Heller de la Oficina de Investigación del Centro de Medicina Veterinaria de la Administración de Alimentos y Medicamentos, está diseñada para detectar hasta 13 antibióticos en los DDGS.

Se espera que la FDA empiece un programa de vigilancia de los DDGS. Se dice que la industria del etanol depende ampliamente de antibióticos para inhibir a las bacterias de lactobacilos. Pero con la vigilancia, los productores de etanol podrían ser más selectivos en el uso de antibióticos y adoptar procedimientos de limpieza aceptados para destilar licores para consumo humano.