Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
on August 10, 2010

Apertura de capital cancelada por JBS

La última crisis económica asustó a los inversionistas estadounidenses y JBS ha anunciado que ya no hay condiciones para salir a bolsa este año. Por lo cual, la compañía perdió US$300 millones.

Se suponía que iba a ser un negocio fácil: un préstamo de US$2 billones, excluidos los intereses, el pago de dividendos o cualquier otro costo durante el plazo de un año. Con este dinero, otorgado por el Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES), el frigorífico JBS compró el año pasado la compañía estadounidense Pilgrim’s Pride y se consolido como la mayor productora de carne procesada del mundo.

De acuerdo al plan original, la JBS abriría enseguida el capital de su filial en EUA, y asimismo el BNDES transformaría la deuda en acciones y la compañía de la familia Batista comenzaría a ganar dinero con la operación estadounidense. Pérdidas que coinciden con el mercado. La alteración de la última crisis económica asustó a los inversionistas estadounidenses y la JBS ha anunciado que ya no hay condiciones para salir a bolsa este año.

El vacilante mercado de EUA le costará a la compañía JBS, la suma de US$300 millones – equivalente a medio billón de reales. Este es el valor de la multa prevista en el contrato con el BNDES, en el caso que JBS no pudiera salir a bolsa de capitales en los EUA hasta diciembre. El abogado de la JBS dijo que este es un período de calma y BNDES declinó hacer comentarios.

La compañía JBS ya ha aplazado dos veces el plan de emitir las acciones en los EUA. Sería el final de un proceso de crecimiento agresivo internacional que comenzó con la compra de Swift en Argentina en 2005. Dos años después, la compañía salió a bolsa en Brasil, recaudó fondos y adquirió otras diez empresas más en el extranjero, en tan sólo tres años.

Desde la compra de Pilgrim’s Pride en septiembre, el escenario ha cambiado, lo que hace las cosas más difíciles para la JBS. La recuperación de la economía mundial es más lenta que antes, según las proyecciones, debido a la crisis en Europa. Los precios del maíz y la soja, base de la ración de los animales aumentó. Rusia, uno de los mayores clientes de las exportaciones de pollo de EUA, prohibió el ingreso para este producto. Todo esto ha socavado el interés de los inversionistas estadounidenses por acciones de la empresa de alimentos.

La compra de Pilgrim’s Pride fue una oportunidad de negocio. Como la empresa estaba quebrada, sus acciones llegaron a costar US$32 cada una, cayó a US$0,40 en el apogeo de la crisis. La JBS acordó pagar a la empresa US$3,5 por acción. Hoy en día, valen el doble. Con esta medida, los hermanos Batista (Junior, Joesley y Wesley) encontraron el apoyo del BNDES y de su política de creación de las multinacionales brasileñas.

El BNDES compró US$2 billones en debentures (deuda que pueden ser convertidos en acciones) de la JBS. Este modelo tiene dos ventajas para los Bautista: a diferencia de un préstamo normal, sin pago de intereses, y como los papeles emitidos son convertibles en acciones, no alteran el balance de la empresa.

Para no quedarse sin protección, el banco estatal impuso una condición - a la apertura de capital en EUA hasta fin de año. En caso que de no haber inversionistas, el BNDES tiene derecho a recibir acciones de JBS en Brasil. El frigorífico tiene la opción de prolongar el plazo hasta diciembre de 2011. Pero en este caso está obligado a pagar una multa de 15% sobre el valor de transacción – cerca de US$300 millones.

Comments powered by Disqus