El Parlamento Europeo aprobó un informe definiendo "normas fundamentales" para el comercio entre la Unión Europea (UE) y América Latina. En la práctica, los requisitos serán más enérgicos para la aprobación de futuros acuerdos de libre comercio con el Mercosur y otros países de la región.

Un pronunciamiento tuvo 414 votos a favor, 76 en contra y 23 abstenciones, el Parlamento exige reglas medioambientales para luchar contra el cambio climático, deforestación e emisiones de gases de efecto invernadero, así como trazabilidad y seguridad alimentaria para los productos importados en virtud de acuerdos comerciales, además de otras medidas comerciales.

En el caso del Mercosur, los diputados de Europa desean un estudio preliminar del impacto de las importaciones de carne brasileña y argentina. Afirman que esto es necesario antes de la previsión del aumento de 70% de las importaciones de carne de vacuno y de 25% de carne de ave por Europa, "ya que los países de Sur América producen a un costo inferior, debido a menor nivel de exigencia sanitaria, ambiental y social".

Para los diputados del parlamento europeo, las importaciones de alimentos deben ser autorizadas sólo si fueron producidas, "según las normas europeas de protección a los consumidores, medio ambiente y el bienestar social".

Advertisement

La acción de los diputados se produce justamente cuando la Comisión Europea, brazo ejecutivo de la UE, escribe una nueva declaración sobre el futuro de la política comercial del bloque. El parlamento señala que va a ejercer su nuevo poder, obtenido con los cambios en los tratados europeos, acuerdos y la batalla final de los tratados se producirá en su plenario.

El Parlamento considera que América Latina continúa siendo de gran interés para el comercio exterior de la Unión Europea. Especialmente el Mercosur, lo cual sería el acuerdo más ambicioso entre ambas regiones en el mundo, con 700 millones de consumidores.

Señala, sin embargo, que a pesar del enorme potencial de los países de América Latina, sólo algunos Estados miembros de la Unión Europea siguen mostrando un "gran interés" en el desarrollo de las relaciones entre las dos regiones, como: España, Portugal, Alemania, Italia, Holanda, Reino Unido y Francia.

La UE es el principal socio comercial del Mercosur y el segundo de América Latina. En 2009, la UE exportó el equivalente a US$38,06 billones a la región e importó US$49,11 billones. Las inversiones europeas en el Mercosur alcanzaron US$233,9 billones en 2008, superiores a las realizadas en China e India.