La vitamina E es liposoluble que actúa como uno de los más importantes antioxidantes al interrumpir la cadena de oxidación de lípidos y ser neutralizador de radicales libres en las membranas de las células. La función nutricional de la vitamina E fue descubierta hace aproximadamente 90 años. Los síntomas típicos de deficiencia de vitamina E en pollos incluyen la diátesis exudativa, distrofia muscular nutricional, encefalomalacia, crecimiento retardado y un bajo desempeño reproductivo.

En décadas recientes se han realizado investigaciones intensivas sobre aves para evaluar el papel que desempeña la vitamina E en la producción, reproducción, inmunomodulación, resistencia a las enfermedades y mejoramiento de la calidad de los productos avícolas. Aquí se presentan investigaciones de vanguardia de un nuevo producto que permite sustituir la vitamina E por lo menos en un 80% en la dietas. La aplicación de este producto sustituto en la alimentación aviar permite desde el punto de vista económico, abaratar costos de producción, ya que la vitamina E es uno de los componentes más costosos dentro de la ración de las aves.

Los resultados obtenidos de este estudio aseguran que entre los beneficios productivos al aplicar este nuevo producto sustituto se cuenta con una mayor reducción de pérdida por goteo y mejoramiento de la calidad, color, aspecto y capacidad antioxidante de la carne obtenida de las aves a las cuales se les suministra.

La importancia de la vitamina en E en dietas para aves   

El suministro de cantidades adecuadas de vitamina E en la dieta de las gallinas es crítico para optimizar el sistema antioxidante de los pollitos recién nacidos y el mejoramiento de la capacidad de estos para soportar el estrés durante la incubación. Numerosos estudios han demostrado que la suplementación con vitamina E en las dietas de las gallinas aumenta el contenido de dicha vitamina en la yema de los huevos en una forma dependiente de la dosis y el estatus de la vitamina E en el pollito recién nacido, así como disminuye la susceptibilidad a la peroxidación de los lípidos en los tejidos de los pollitos. También el nivel materno de la vitamina E de la dieta se ha relacionado con el mejoramiento del estatus inmunológico humoral de la progenie.

Siendo un antioxidante principal de las membranas celulares, la suplementación de vitamina E aumenta la capacidad del sistema inmunológico a través de la prevención de la peroxidación de los ácidos grasos, controlando la producción de radicales libres y modulando el metabolismo del ácido araquidónico. Además, la deficiencia de vitamina E retarda el desarrollo de los órganos linfoideos de los pollitos. Se ha demostrado que los altos niveles de vitamina E disminuyen la mortalidad de los pollitos debido al desafío por E. coli y al desafío causado por la coccidiosis.

Los altos niveles de vitamina E de la dieta también pueden ayudar a soportar la producción de pollos de engorde y ponedoras bajo condiciones de estrés calórico, factor que puede afectar el desarrollo de una respuesta inmunológica específica en pollos.

La oxidación de los lípidos es la principal causa del deterioro de la calidad de carnes y huevos. Los lípidos en la yema de los huevos y en la carne de pollo muestran un mayor grado de insaturación que las carnes rojas y por esto son muy susceptibles al deterioro oxidativo. La vitamina E es el mayor antioxidante natural activo utilizado en los alimentos para animales. Los estudios indican que se puede obtener un mejoramiento significativo de la estabilidad oxidativa de carnes y huevos mediante la suplementación de altos niveles de vitamina E.

La vitamina E se ha convertido en una de las más costosas de la dieta para aves   

El requerimiento de vitamina E publicado por el NRC contiene la más reciente revisión de las necesidades nutricionales de las aves. Los valores están basados en los resultados de estudios tanto por la observación de la presencia como de la ausencia de los síntomas de deficiencias o por la medición de los parámetros de producción, como son la tasa de producción de huevos, peso de los huevos, ganancia de peso o de conversión alimenticia, etc.

Actualmente, la vitamina E se considera no sólo como un nutriente para optimizar la producción, sino también como un nutracéutico para prevenir enfermedades específicas o para modular el sistema inmunológico, también como un antioxidante natural para aumentar y proteger el valor de los productos avícolas.

A fin de ejecutar esas funciones, a nivel comercial se establecen comúnmente entre 5-10 veces los requerimientos de vitamina E fijados por NRC. Por consiguiente, la vitamina E se ha convertido en la vitamina de mayor costo en la dieta avícola. Esto contribuye aproximadamente al 24% del total del costo de la premezcla vitamínica y es el cuarto ingrediente más costoso de las dietas para las aves.

Reemplazo de la vitamina E por un producto sustituto antioxidante   

En los años recientes, el enorme aumento del precio de la vitamina E ha estimulado el interés en regímenes alimenticios enfocados sobre el estatus antioxidante. Este producto sustituto antioxidante es una mezcla exclusiva de ingredientes desarrollado para maximizar el estatus antioxidante de los pollitos y disminuir el requerimiento de vitamina E. Existe evidencia de que la suplementación de la dieta con este producto sustituto de la vitamina E aumentó los niveles de mARN de genes de respuesta a la vitamina E en el músculo pectoral de pollos de engorde de 6 semanas de edad. Investigaciones adicionales con técnicas de ‘microarray’ indicaron que los papeles nutricionales relacionados con el alto nivel en la dieta de la vitamina E pueden reproducirse en gran medida a nivel de transcripción por este sustituto vitamínico.

Basados en esos hallazgos, se realizaron dos experimentos en la Granja de Investigaciones Coldstream de la Alianza de Investigaciones en Nutrición de Alltech-Universidad de Kentucky en EUA, para investigar los efectos del reemplazo de la vitamina E con este producto sustituto en dietas de pollos de engorde sobre su desempeño, estabilidad oxidativa, calidad de la carne y estabilidad de almacenamiento de pollitos de engorde. Los tratamientos de la dieta incluyeron una dieta control de maíz-soja y dietas suplementadas con 0.50 ó 100 IU de vitamina E/kg ó con 200g producto sustituto/ton dieta.

La capacidad antioxidante total del suero de pollitos alimentados con el producto sustituto de la vitamina E fue la misma que la de los pollitos alimentados con 50 ó 100 IU/kg adicionales de vitamina E y fue significativamente más elevada que la de los pollitos alimentados con la dieta control sin la inclusión de vitamina E (haga clic para ver Figura 1). La carne de pechuga de los pollitos alimentados con el producto sustituto antioxidante mostró mejor estabilidad en el color y menor cantidad de pérdida por goteo comparada con la carne de los pollitos alimentados con las dietas con o sin la suplementación de vitamina E (haga clic para ver Figura 2 y Figura 3).

Conclusión   

Desde el descubrimiento de la vitamina E, se ha realizado una enorme cantidad de trabajos de investigación para identificar sus efectos benéficos sobre la producción avícola, la reproducción y la salud aviar. Rutinariamente se usan niveles de vitamina E más altos de los recomendados por NRC en las dietas de las aves debido a que su valor va más allá del aspecto nutricional, lo cual hace que la vitamina E se convierta en la vitamina más costosa de la dieta. Este producto sustituto ha sido desarrollado para maximizar el estatus antioxidante de los pollitos y para disminuir el requerimiento de vitamina E y por consiguiente reducir el costo del alimento.

Los perfiles de expresión de los genes ofrecen la evidencia de la disminución de requerimientos de vitamina E mediante el suministro en la ración de este producto sustituto en la dieta de pollos de engorde. Estudios en pollos comprueban más aún que la suplementación dietaria con este sustituto de la vitamina E reporta efectos equivalentes o mejores sobre el desempeño, calidad de las carnes y capacidad antioxidante total de los pollitos cuando se compara a la suplementación con vitamina E.