Sadia invirtió US$588,928 en una nueva técnica de compostaje automática de residuos industriales en una de las instalaciones de la compañía en Lucas do Rio Verde, en el Estado de Mato Grosso, Brasil. Según un comunicado de la empresa, el objetivo es aumentar la eficiencia de eliminación de residuos, reducir costos y lograr una mayor producción de abono orgánico.

Advertisement

La máquina de compostaje montada en la instalación tiene la capacidad de procesar 30 metros cúbicos de desechos por día. Los residuos de la planta de tratamiento de efluentes, desechos orgánicos y cenizas generados en la industria son transformados en fertilizantes (compostaje orgánico). Los cuales son reutilizados en una zona de reforestación de 250 hectáreas de Sadia. La compañía pretende adoptar la misma técnica en otras de sus instalaciones.