Recientemente, la compañía Pfizer Salud Animal realizó una visita técnica a Brasil para los productores del sector porcino español, cuyo objetivo fue mostrar los resultados brasileños obtenidos a la compañía Pamplona, la primera en implantar el uso de Improvac en España para el control del olor sexual en el 100% de sus machos porcinos.

Durante este encuentro, los invitados visitaron diversas granjas donde se instruyeron in situ cómo realizar correctamente la vacunación con Improvac y otros aspectos relevantes como las inspecciones post-vacunales o la certificación de los porcinos una vez aplicada esta vacuna. También, en el la planta de faenamiento de la compañía se ejemplificó cuál era la mejor manera para ejecutar una correcta medición de los testículos de estos animales vacunados una vez sacrificados, asimismo la técnica para la detección del olor sexual mediante el test de cocción en muestras de grasa.

Publicidad

Con esta experiencia brasileña, donde han sido vacunados más de 14 millones de porcinos con Improvac desde su lanzamiento, queda demostrada la eficacia de esta vacuna para el control del olor sexual en la carne porcina. Además, el producto Improvac es amigable con el bienestar animal y con el medio ambiente y responde a las expectativas del consumidor con respecto a seguridad alimentaria y calidad de la carne.