Las granjas avícolas han tenido en México un año difícil, a pesar que los consumidores después de la crisis económica han preferido la carne de ave a la de vacuno y porcina, las ventas no son lo que avicultores mexicanos quisieran.

Los productores mexicanos comunican que existen varias empresas al borde del colapso financiero, aseguró el Sr. Jaime Crivelli Croda, presidente de la Unión Nacional de Avicultores. Aunque México es el cuarto productor de pollo y sexto de huevo a nivel mundial, las condiciones de volatilidad de los precios han impacto en esa industria.

Los avicultores demandan al gobierno federal que se instrumente un plan para evitar la quiebra del sector con créditos de por lo menos US$1,635,138, para poder soportar la crisis económica por la cual están atravesando.

La crisis, dijo el presidente de la UNA, ha impactado el precio de insumos como es el caso de pasta y soja. Es más, él señaló: "Hay cientos de empresas avícolas principalmente pequeñas y medianas en todo el país que ya no tienen liquidez y no hay forma de cómo obtener dinero para seguir produciendo, con el alza al dólar".

Publicidad

Él agregó que el aumento a los combustibles es nada comparado con el movimiento en la paridad peso-dólar, que agudizó la crisis del sector avícola que enfrenta ahora un problema de costos, precios y actualmente financiero.

"Los consumidores pecuarios somos víctimas de la especulación, porque la crisis de EUA trajo consigo un aumento de costos en forma inmediata, y comenzando este 2011 hemos pagamos mucho más caro por nuestros insumos debido a la volatilidad en la paridad peso-dólar", reiteró él.

Además, añadió: "El precio al consumidor de pollo y huevo se rige por oferta y demanda, no podemos subir el precio porque se caen las ventas, así que debemos mantener nuestros precios que se basan en oferta y demanda".

"Queremos créditos no dádivas ni dinero a fondo perdido, sino crédito para poder sostener las empresas ante la crisis, porque hay 50 asociaciones de avicultores en todo México que producen en promedio cinco millones de toneladas de huevo, pavo y pollo, y por cada 70 kilos de proteínas que consume cada mexicano 50 kilos son de pollo", dijo finalmente el Sr. Jaime Crivelli.