Esta coalición fue presentada en la sede de la Convención Nacional del Agro Peruano, Conveagro, con el anuncio del inicio de acciones de protesta para que “se respeten los derechos a la soberanía y seguridad alimentaria que se obtienen a través de la biodiversidad, el agro y la gastronomía peruana”.

Varias de las más importantes agrupaciones de agricultores y científicos señalaron que Perú es uno de los más importantes países megadiversos y el ingreso de semillas transgénicas puede dañar de manera irreversible su agricultura.

En un comunicado, los gremios exigieron al presidente peruano, Sr. Alan García, la inmediata derogatoria del decreto que autorizó el pasado 15 de abril el reglamento “sobre seguridad de la biotecnología en el desarrollo de actividades con organismos vivos modificados agropecuarios o forestales y/o sus productos derivados del Ministerio de Agricultura”.

Advertisement

Al respecto, la coalición aseguró ayer que el decreto ha sido impuesto por gestión de funcionarios y asesores del Ministerio de Agricultura directamente interesados en el negocio de las semillas transgénicas. Exigieron, en ese sentido, que se inicie una investigación y que el Congreso debata de inmediato unos proyectos que ordenan la moratoria temporal para el ingreso de transgénicos.

Los gremios también anunciaron que presentarán una "acción popular" (pedido de garantías constitucionales) ante el Poder Judicial advirtiendo de los riesgos que afrontan la biodiversidad, el medioambiente y la actividad agropecuaria.

La experta Antonietta Gutiérrez, de la Asociación de Desarrollo Medio Ambiente Sustentable, acotó que la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, reconoce la importancia de los transgénicos, pero dice que se tienen que tomar medidas de previsión por su impacto en los recursos y la naturaleza.