Brasil brasileiro y el Congreso Mundial de Avicultura

“Brasil, meu Brasil brasileiro” frase inicial de la legendaria canción de João Gilberto, que seguramente la diremos muchos ahora que vamos para allá, a Salvador de Bahía, en donde por varios días, del 5 al 9 de agosto, se reunirá la industria y la ciencia avícola en el XXIV Congreso Mundial de Avicultura de la World’s Poultry Science Association.

Ruiz B 90x90 Headshot

“Brasil, meu Brasil brasileiro” frase inicial de la legendaria canciĂłn de JoĂŁo Gilberto, que seguramente la diremos muchos ahora que vamos para allá, a Salvador de BahĂ­a, en donde por varios dĂ­as, del 5 al 9 de agosto, se reunirá la industria y la ciencia avĂ­cola en el XXIV Congreso Mundial de Avicultura de la World’s Poultry Science Association. Me parece que va a ser una buena oportunidad para ver quĂ© pasa, en primera instancia para los brasileños, en segunda para LatinoamĂ©rica y finalmente para todo el mundo. 

La World’s Poultry Science Association es una asociaciĂłn centenaria. Precisamente este congreso es la ocasiĂłn para celebrar el centĂ©simo aniversario. Y yo creo que no es casualidad que sea en Brasil. Este paĂ­s suramericano se perfila desde hace ya varios años como potencia en muchos aspectos. Ni se diga de la parte econĂłmica o del liderazgo latinoamericano. En la avicultura viene peleando el primer lugar como el mayor exportador de pollo en el mundo con EUA. Pero en consumo interno es tambiĂ©n muy fuerte. No hay ni un solo paĂ­s latinoamericano que se acerque en consumo per cápita a la cifra de 47 kg/habitante (segĂşn datos de AsociaciĂłn Latinoamericana de Avicultura). Producen una barbaridad, más de 13 millones de toneladas y solo como punto de referencia, con base en los mismos datos de AsociaciĂłn Latinoamericana de Avicultura, el paĂ­s que le sigue es MĂ©xico con casi 3 millones de toneladas, o sea, cuatro veces menos.

Hace muchos años, en 1996, tuve la oportunidad de asistir a uno de estos congresos como ponente en Nueva Delhi, India. El ambiente del congreso, netamente internacional, tendía más a la parte científica que a la comercial. Creo que esta vez habrá más participación de las empresas, que son las que impulsan la industria. Además, hace 16 años, había más universidades con programas en avicultura que las que hay ahora, por lo que quizás esa era una de las razones del ambiente más científico.

Vamos a ver cómo nos va esta vez. Nos vemos por allá.

Page 1 of 1595
Next Page