Protección contra el virus de la anemia infecciosa del pollo

Programas de monitoreo y vacunación ofrecen protección a las parvadas avícolas contra las graves consecuencias del virus de la anemia infecciosa del pollo (CIAV).

Thornton 90x90 Headshot Headshot
1506 I Aciav Photo1
Las consecuencias de la infección del virus de la anemia infecciosa del pollo (CIAV, por sus siglas en inglés) son graves, pero los programas de monitoreo y vacunación ofrecen protección a las parvadas avícolas.

Al hablar en el webinario "Optimización de la protección contra la anemia infecciosa del pollo", el Dr. Alejandro Banda, profesor de Mississippi State University, presentó recomendaciones para la vacunación y el monitoreo del CIAV. El webinario presentado por WATT Global Media, estuvo patrocinado por Lohmann Animal Health, que ahora forma parte de Elanco.

"El mejor método para prevenir de forma eficaz dicho virus y el consiguiente impacto económico es la vacunación y el monitoreo de los títulos de anticuerpos del CIAV en reproductoras (seis semanas después de la vacunación) y de su progenie (pollitos de un día de edad)", dijo el Dr. Banda. Hizo notar que una herramienta ampliamente usada es la serología de ELISA, para monitorear la respuesta inmunitaria después de la vacunación.

El virus de la anemia del pollo 

El virus de la anemia del pollo es un Gyrovirus pequeño no encapsulado de la familia Circoviridae distribuido en todo el mundo. Aunque hay un serotipo, las cepas pueden diferir en patogenia y ser muy resistentes a las condiciones ambientales.

La anemia infecciosa del pollo, que se puede diseminar horizontal y verticalmente en las parvadas, causan además una amplia gama de problemas para el avicultor:

• Enfermedad inmunosupresora viral
• Anemia y hemorragias graves
• Atrofia linfoide generalizada
• Inmunosupresión inducida por el CIAV
• Aumento en la susceptibilidad a infecciones secundarias
• Aumento en la mortalidad
• Afectación del desempeño

Los pollos de todas las edades son susceptibles al CIAV, pero la enfermedad se da clínicamente entre la primera y la tercera semanas de edad. Comentó que además de varios signos y lesiones, la mortalidad está entre el 5 y el 10 por ciento.

Efectos sobre la salud y el desempeño 

El Dr. Banda les dijo a los asistentes que el CIAV es importante tanto desde el punto de vista clínico, como subclínico. Subclínicamente, la enfermedad produce una disminución del desempeño productivo e inmunosupresión, cuando declinan los anticuerpos maternos. Las parvadas sin infección por CIAV logran ingresos netos 13 por ciento mayores, tasas de conversión alimenticia 2 por ciento mejores y pesos promedio del ave 2.5 por ciento mejores. El CIAV puede también contribuir a los decomisos en las plantas de procesamiento.

Papel del CIAV como factor de riesgo de enfermedades 

"Se ha mostrado que el CIAV participa con otras enfermedades y pérdidas en la producción de pollos de engorde", comentó Banda. Por ejemplo, la enfermedad infecciosa de la bolsa de Fabricio puede impactar en la patogenia y capacidad de transmisión del CIAV.

Los resultados de la infección concomitante de la bolsa de Fabricio y el CIAV al primer día de edad incluyen lo siguiente:

• Una mayor reducción de la protección al desafío del virus del Newcastle (33.3 por ciento)
• Protección ligeramente disminuida contra el virus de la viruela aviar (87.5 por ciento)
• Mayor número de lesiones persistentes de la vacunación del virus de la viruela aviar
• La vacunación después de la infección dual a las dos semanas de edad resultó en un mayor porcentaje de lesiones persistentes de la vacunación contra el virus de la viruela aviar (39 por ciento)

El CIAV puede también tener efecto sobre la respuesta inmunitaria a la vacuna inactivada de Newcastle. La enfermedad de Newcastle significa que los títulos de anticuerpos fueron 4.6, los más bajos en las parvadas con anticuerpos contra el virus de la anemia del pollo. Las parvadas que muestran buenas respuestas de anticuerpos de la enfermedad de Newcastle mostraron ser negativos a los anticuerpos del agente de la anemia del pollo.

Manejo, higiene y vacunación 

"La erradicación del CIAV es prácticamente imposible, por lo que los productores dependen del manejo e higiene, inmunización, vacunación y exposición natural", dijo el Dr. Banda.

"La vacunación de las parvadas de reproductoras previene de forma efectiva la transmisión vertical. La vacunación proporciona inmunidad pasiva a la progenie para que esté protegida durante las primeras semanas de edad. Se necesita de la vacunación óptima de las reproductoras para garantizar un nivel alto, homogéneo y duradero de anticuerpos maternos", añadió.

Papel de las vacunas vivas atenuadas 

El Dr. Banda dijo que para evitar lesiones, las vacunas vivas atenuadas se pueden administrar a alrededor de las 12 semanas. Sin embargo, hay diferentes niveles de atenuación en las vacunas, que dictan si se escoge la vía oral o parenteral (en la membrana del ala o intramuscular).

"Ahí es cuando entran en juego la vacunación y el monitoreo de los títulos de anticuerpos del CIAV en las reproductoras. El mejor método es el monitoreo de las reproductoras a las seis semanas posteriores a la vacunación y de su progenie al día de edad para prevenir de forma efectiva el CIAV y el impacto económico que se relaciona", comentó.

Una herramienta ampliamente usada es la serología de ELISA, para monitorear la respuesta inmunitaria después de la vacunación.

Conclusiones prácticas sobre el virus de la anemia del pollo 

El Dr. Banda ofreció las siguientes conclusiones:

• El CIAV es un virus inmunosupresor muy resistente y difícil de controlar, que constituye una seria amenaza económica
• La infección clínica o subclínica del CIAV puede aumentar la susceptibilidad y patogenia a otros patógenos.
• La vacunación óptima de las reproductoras garantiza un nivel alto, homogéneo y duradero de títulos de anticuerpos maternos en la progenie
• El nivel de atenuación de la vacuna del CIAV utilizado puede inducir un nivel diferente de respuesta inmunitaria.
• El monitoreo de la vacunación y posterior a ésta en las reproductoras y la progenie aumenta la protección efectiva contra el CIAV y disminuye las pérdidas económicas.
Page 1 of 1590
Next Page