Primera exportación de huevo mexicano a EUA

México logra hacer un primer envío de huevo fresco para industrializar en EUA, mediante un consenso entre las autoridades sanitarias estadounidenses y mexicanas.

Ruiz B 90x90 Headshot

Después de 20 años de iniciado el TLCNA con EUA y Canadá, México se ha convertido en el primer cliente de EUA en el mundo de productos avícolas. Es el país que más pollo, pavo y huevo importa de los productores estadounidenses. Pero, por primera vez México logra hacer un primer envío de huevo fresco para industrializar en ese país.

“Logramos llegar a un consenso entre las autoridades sanitarias estadounidenses y mexicanas, en conjunto con un grupo de empresas de Jalisco para armar un protocolo muy sofisticado, muy exigente en calidad para surtir huevo fresco para la industria de Estados Unidos”, dice César de Anda, empresario jalisciense de huevo y presidente de la International Egg Commission, en una entrevista exclusiva con WATT Global Media, durante el Salón Internacional de Avicultura y Porcicultura esta semana en São Paulo, Brasil.

El USDA acaba de publicar nuevas reglas, “las cuales se siguieron para armar este protocolo y finalmente la semana pasada salió el primer embarque, el que simboliza la apertura de este sistema, el cual funcionó muy bien”, dice el Sr. de Anda. Una de las razones coyunturales, es la dramática situación que está pasando EUA por la influenza aviar, lo cual ha influido a que EUA se abra más, pero el Sr. de Anda espera que esto se convierta por fin, en un verdadero comercio bilateral.

El sector privado de México, atendiendo instrucciones de alto nivel tanto en México como en EUA, ha sido “el punto de enlace para que este protocolo se hiciera realidad”. Añade el Sr. De Anda además que “ambos gobiernos fueron muy propositivos”. Por el momento, el contrato es por un año, pero pretenden que sea a largo plazo. Aún no se establece la cantidad de huevo, pero lo importante es el hecho. Son pocos los países que pueden exportar huevo a EUA.

A pesar de la situación de la influenza aviar, se logró esta exportación, porque es un huevo que va a la industrialización en plantas específicas, no al consumo. El producto sale sellado por las autoridades mexicanas, bajo un protocolo de desinfección y transporte. A llegada, el camión sólo lo puede abrir un inspector del USDA. De esta forma se eliminan los puntos de riesgo al máximo. Además, el huevo no es un factor de contaminación. Todo el empaque se tiene que incinerar, y no se puede reutilizar. Esto contrarresta con la diseminación del producto cuando es para consumo directo, que es al contrario de la industrialización que llega a un solo lugar.

Page 1 of 1572
Next Page