5 factores que conducirán la economía de la proteína

Tenemos que la demanda de proteína animal se desacelera. De 2020 a 2030 habrá un aumento en la demanda del 17 por ciento, cifra inferior a las décadas anteriores. No obstante, siguen los desafíos, pues habrá más volatilidad en los mercados.

Ruiz B 90x90 Headshot
El Prof. David Hughes habló de todos los factores que afectan la economía de la proteína animal en el World Nutrition Forum de Biomin, en Vancouver, Canadá. | Benjamín Ruiz
El Prof. David Hughes habló de todos los factores que afectan la economía de la proteína animal en el World Nutrition Forum de Biomin, en Vancouver, Canadá. | Benjamín Ruiz

El Prof. David Hughes abri√≥ esta ma√Īana la sesi√≥n del World Nurition Forum de Biomin en Vancouver, Canad√°, con una presentaci√≥n sobre hacia d√≥nde va la econom√≠a de la prote√≠na.

Tenemos que la demanda de proteína animal se desacelera. De 2020 a 2030 habrá un aumento en la demanda del 17 por ciento, cifra inferior a las décadas anteriores. No obstante, siguen los desafíos, pues habrá más volatilidad en los mercados. Además, mientras no haya más ingresos para la gente y siga creciendo la población, no habrá más producción de proteína animal.

Otro aspecto fundamental es que hay que ver el panorama completo con y sin China, pues este país impacta de forma desproporcionada. Con un solo kilogramo (kg) extra que coma de más la cada una de los chinos, se ve afectado todo. Y si es un kg menos, el mercado se puede colapsar.

Presentamos aquí cinco puntos importantes que conducirán a la economía de la proteína:

1. ¬ŅPollo o pescado?

Hughes dijo que normalmente, cuando hablamos de prote√≠na animal no se considera el pescado y los mariscos, pero claramente representan una opci√≥n. Para √©l, la prote√≠na animal n√ļmero uno es el pescado y los mariscos, junto con la prote√≠na av√≠cola. Un ejemplo de esto ese el salm√≥n, que le ha ido muy bien en los √ļltimos 6-7 a√Īos. La batalla se va a dar a nivel de la conversi√≥n alimenticia entre las especies acu√≠colas y las aves.

2. Población

Otro aspecto interesante es que hay pa√≠ses que decrecen en poblaci√≥n, como Jap√≥n con un mill√≥n de personas menos al a√Īo, y junto con esto su estructura poblacional: m√°s personas mayores y menos j√≥venes. En 2030, China va a seguir el mismo camino en la estructura de la poblaci√≥n.

¬ŅQu√© podemos esperar? En los pa√≠ses desarrollados disminuye el consumo de carnes, principalmente las rojas. Las mujeres y la gente mayor (de m√°s de 65 a√Īos) son los que m√°s probablemente disminuyen su consumo.

Luego, en la estructura de la poblaci√≥n est√°n los denominados ‚Äúmillenials‚ÄĚ, que a veces no saben lo que es una cena propiamente dicha, que cada vez comen m√°s comidas al d√≠a y no las tradicionales tres. En la generaci√≥n actual est√° de moda la dieta ‚Äúflexitariana‚ÄĚ: aquellos que quiz√°s dos o tres veces a la semana no comen carne, no porque sean vegetarianos, sino por otras mil razones, como la salud o la variedad en los alimentos.

3. Grupos de interés

Los grupos de intereses quieren que comamos menos carne. Es un movimiento grande y tienen un fuerte impacto. Algunos gobiernos también empujan a este sentido. Pero en esto hay un montón de información y desinformación, sobre todo al relacionar la producción de carne con el ambiente.

4. Socialización y tiempo de preparación

¬ŅQu√© impacto puede tener que el 40 por ciento de las comidas en el Reino Unido se coman a solas, sin compa√Ī√≠a?

Sol√≠amos ir al s√ļper a comprar ingredientes. Ahora vamos a comprar soluciones, lo cual impacta en las decisiones. La gente quiere soluciones, sobre todo en Europa, donde hay muchos hogares de una sola persona. En esa parte del mundo se venden en el supermercado porciones √ļnicas de prote√≠na para comer ese mismo d√≠a. Y adem√°s salir a cenar o cenar en casa se est√°n juntando en una sola cosa, cuando ya se venden paquetes completos de comida.

5. Conducta del consumidor

La complejidad de la conducta de compra del consumidor va en aumento. El marketing ha llenado de adjetivos a los productos. ¬ŅC√≥mo quieres tu pollo? Libre de antibi√≥ticos, que hayan consumido una dieta vegetariana, con omega 3, criado en libertad y un largo etc√©tera de adjetivos.

Pero queda la duda: ¬Ņestar√° el consumidor dispuesto a pagar m√°s por productos verdes? Hughes contesta con un tajante no. Se le puede preguntar si el pollo lo quiere criado en libertad, pero cuando tiene la opci√≥n de elegir y ve que cuesta m√°s, ir√° por el que cuesta menos.

Page 1 of 1580
Next Page