Nada será igual en la zootecnia avícola del futuro

Nada será igual la zootecnia aviar en los próximos años, porque la industria avícola evoluciona empujada con las nuevas tecnologías y el enfoque que le da la sociedad a la producción animal.

Ruiz B 90x90 Headshot
Just as drones are used in agriculture now, in the future they may fly through a poultry house to apply a treatment or vaccine. | boffi, shutterstock.com
Just as drones are used in agriculture now, in the future they may fly through a poultry house to apply a treatment or vaccine. | boffi, shutterstock.com

La zootecnia se define básicamente como la ciencia de la producción y cuidado de los animales de producción, que incluye a la nutrición, genética y reproducción, alojamiento, instalaciones y técnicas de manejo, higiene, sanidad, mantenimiento de la salud y prevención de enfermedades. 

“En los próximos veinte años, nada será igual en la zootecnia avícola”, dice el Dr. Mário Penz, director de cuentas clave de Cargill Animal Nutrition. Es una afirmación sencilla, pero inteligente, que se usa como punto de partida en este artículo. 

En los últimos cincuenta años, la industria avícola ha estado impulsada principalmente por la conversión alimenticia y los costos de producción. En contraste, los derechos de los animales, así como los asuntos ambientales y sociales tendrán un mayor peso en las decisiones de producción. “¿Será que seguirá siendo válida la idea de que ‘el pollo es pollo’?”, pregunta Zur Fabian. Quizás no, si consideramos que hay consumidores dispuestos a pagar una prima extra por aves criadas bajo normas específicas de cuidados y ambientales. 

Nutrición en tiempo real y microbiota 

Desde el punto de vista de la nutrición, “la principal tarea será más que sólo presionar por un mejor desempeño”, dice Luca Vandi, director regional de marketing de Biomin. Penz dice que “la nutrición precisa y la evaluación de nutrientes con datos en tiempo real van desempeñar un papel importante”. 

“La nutrición de precisión promete cambiar el papel de los aditivos hasta un cierto punto”, añade Vandi de Biomin. Más allá de un mejor desempeño, “va a implicar crear la dieta óptima para minimizar el estrés intestinal y mantener una microbiota equilibrada y diversificada. Ya hay una creciente concientización de que alimentar un animal, es alimentar a la microbiota”. 

Por lo tanto, podemos esperar que haya un mayor enfoque en la evaluación de ingredientes, para ver qué impacto van a tener en la microbiota intestinal. 

Agua a la vista 

A menudo el nutriente olvidado, pero también el centro de una verdad alarmante, el agua va a ser muy importante en las próximas décadas. “En mi opinión” –dice Luca Vandi de Biomin–, “será el principal factor limitante del crecimiento de la industria avícola”. 

Un animal con “incluso el mejor alimento formulado, no será de gran uso sin agua de bebida adecuada”. Se van a tener que desarrollar tecnologías que optimicen el uso y suministro del agua. “La calidad del agua se va a tener que monitorear y proporcionar a diario”; añade Chris LaPak, gerente de ventas de Chore-Time para las Américas. Además, “los requisitos del agua [para animales de producción] se van a tener que subir a los de la calidad del agua potable de consumo humano”, señala Zur Fabian. Por lo tanto, se necesitarán tecnologías mejoradas, como la luz UV y otras. 

Yo, robot pollo 

Aunque parezca una película distópica de ciencia ficción, “sin duda, la robótica va a estar presente en toda la avicultura”, asegura Penz. El principal problema será la eficiencia: “la automatización y mecanización van a ser básicas para una producción redituable, controlada, repetible y confiable”, enfatiza Jassen Jackman, gerente de ventas de Vencomatic. 

Como ya se ha dicho, “la inteligencia artificial podría interpretar la conducta animal en tiempo real, señalar dónde se necesita de intervención y ordenar a la unidad o equipo a realizarla”. 

La mayor automatización de comederos, permitirá un acceso y niveles adecuados de alimento, así como ajustes automáticos de altura del comedero. Y la automatización de la presión de las líneas de bebederos y del consumo se van a graficar para mostrar el consumo por hora de las aves. LaPak añade que “los comederos y bebederos del futuro, así como los suplementos, se van a controlar, por lo que las aves que ya hayan comido ya no tengan acceso”. 

La sustitución de cables por sistemas inalámbricos o con Bluetooth reducirá el costo de instalación, mano de obra y mantenimiento, explica Zur Fabian. Hay además un enorme potencial en conceptos alternativos, como los pisos con calefacción, “que permitirían un uso más inteligente de la energía, al tiempo que se mantiene una temperatura ideal del suelo, que rinda una cama más seca, con menos amoniaco”. Los sistemas de control climático, dice LaPak “probablemente monitorearán niveles de amoniaco por hora, así como del contenido de humedad de la cama y su muestreo para evaluar su calidad”. 

Se va a usar también más robótica para la recolección de aves y eliminación de la mortalidad. Pero, todo esto “se va a tener que ser mucho más orientado al bienestar animal”, dice Michel De Clercq, director administrativo de Petersime. 

“Los robots ‘amables’ permitirán el tratamiento de grandes volúmenes de pollitos y huevos con la suavidad que pueden tener las manos humanas”. 

Drones, videos y microchips 

Cualquier herramienta que disminuya la intervención manual tiene mucho potencial en la industria. “Los drones podrían volar por una caseta para aplicar un tratamiento o vacuna”, destaca Vandi, “o es probable que el monitoreo con video de la actividad de las aves se use para evaluar su salud y los posibles problemas del equipo”, añade LaPak. La regla va a ser el manejo de las aves y la toma de decisiones a distancia. También se pueden usar los drones para estimular a las aves y retirar la mortalidad. 

“Podrían usarse cámaras, en combinación con un software y sensores de calor y movimiento, que alerten sobre el movimiento y condiciones de las aves”, explica Zur Fabian. 

Pero se puede ir incluso más allá: el uso de microchips en las aves para monitorear su salud. LaPak cree que la adquisición de datos podría hacer accesible al público indicaciones de los productores, parecido a lo que se hace con el huevo, incluso identificar y eliminar aves que se considere no sanas o contagiosas. 

Energías alternativas 

El enfoque debe ser el aumento de las eficiencias, así como un sistema hábil de uso de recursos naturales. “Las fuentes alternativas de energía van a desempeñar un papel vital en ayudar a cubrir las exigencias de producción, enfocados a la sustentabilidad. Las energías eólica y solar, así como la recolección de agua de lluvia pueden ofrecer soluciones sustentables, al mismo tiempo que se ayuda a la reputación pública como un consumidor en masa de recursos”, dice Fabian. 

Equipo especial 

Las fuertes actitudes antropomórficas de la sociedad hacia los animales tienen una fuerte influencia en la zootecnia y producción avícola. Penz cree que “la sociedad va a forzar a ir en una dirección en la producción de huevos que no está del todo probada que sea lo mejor para las gallinas”. 

Por otro lado, esto empuja hacia cambios en el equipo, como los mejores diseños libres de jaulas, que ya rinde frutos. “Incluso, ya estamos en la reducción de huevo puesto en el suelo y de los daños en la quilla”, comenta Jackman. 

Cabe señalar que, al entrar en esta nueva ola de producción libre de jaulas, debe usarse equipo hecho con tal propósito. “No va a ser redituable tener diseños adaptados o comprometidos de sistemas conservadores de jaulas”, añade Jackman. 

Los nuevos diseños de sistemas de alojamiento deben permitir un mayor uso del espacio de la caseta, sin poner en riesgo la densidad de la producción. 

Sexado “in ovo” y nacimientos en la granja 

“Es de esperarse que las plantas incubadoras sean mucho más grandes que las actuales y más automatizadas”, dice De Clercq de Petersime. 

Algo que cambiaría todo el sistema en el futuro cercano es el nacimiento de los pollitos en la granja y la posibilidad de mantenerlos en la planta incubadora hasta los días tres a siete, para ayudarlos a fortalecerse antes de la colocación”, añade Zur Fabian. 

Junto con la automatización, los avances en la tecnología de incubación harán factible “tener una mejor detección de grietas finas y quizás incluso el sexado preciso de las aves in ovo, así como una mejor incubabilidad”, dice Jackman. Además, “la vacunación y administración de aditivos en el huevo van a ser algo común”, añade De Clercq. 

Con el sexado in ovo, “no nacerán los embriones del sexo no deseado, aunque el impacto en el mercado general de las incubadoras va a ser limitado, ya que las plantas de ponedoras, abuelas y reproductoras son una parte relativamente pequeña de la cantidad total de incubadoras en el mundo, señala el director de Petersime. 

Producción libre de antibióticos y zootecnia 

Penz, de Cargill dice que “hemos empezado a poner más atención al huésped que al patógeno”. Así que, los consabidos conceptos de bioseguridad, calidad del alimento y manejo van a ser más obligatorios que nunca. 

Los sistemas de producción de huevos en jaulas han sido de ayuda para aislar a los animales –de alguna manera–, de los patógenos. Se van a necesitar de mecanismos para controlar estos patógenos y enfermedades, si ya no se permite el aislamiento. 

Las aves de lento crecimiento y libres de antibióticos van a necesitar de un monitoreo más cercano de la salud de las aves, ya que estarán más tiempo en las casetas, por lo que se vnecesitarán alternativas orgánicas para tratarlas a tiempo. En la actualidad se hace mucho trabajo al respecto, pero la demanda a la que se enfrentará la avicultura es probable que fuerce a buscar sustitutos sintéticos.

Lea el reporte completo en Industria Avícola Octubre 2017.

Page 1 of 1585
Next Page