Avícolas en Bolivia, desplazadas y con más informalidad

De las 3,295 granjas avícolas que se calcula existen en el territorio boliviano, solamente 2,093 aparecen registradas en el Programa Nacional de Sanidad Avícola del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag).

wol wol, Freeimages.com
wol wol, Freeimages.com

De las 3,295 granjas avícolas que se calcula existen en el territorio boliviano, solamente 2,093 aparecen registradas en el Programa Nacional de Sanidad Avícola del Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (Senasag). Esto arroja que 1,202 establecimientos de crianza aviar en Bolivia no tienen registro, pese a ser obligatorio desde 2015.

La información apareció publicada en el diario Opinión, destacando el caso de la avicultura en el departamento de Cochabamba (centro), segundo productor nacional de huevo y pollo detrás de Santa Cruz (oriente, con 1,481 establecimientos). En Cochabamba existen 1,002 granjas avícolas, de las cuales 843 aparecen como legalizadas ante el Senasag. 159 instalaciones de este tipo estarían funcionando entonces sin registro alguno.

Además del alto porcentaje de informalidad en el negocio avícola del que dan cuenta estas cifras, el rotativo mencionado llamó la atención sobre el desplazamiento físico que han tenido que realizar los avicultores bolivianos por la presión urbanística en municipios donde operaban tradicionalmente.

A 35 kil√≥metros de la ciudad de Cochabamba, en la poblaci√≥n de Tarata, se han trasladado m√°s de diez granjas av√≠colas en los √ļltimos a√Īos ‚Äúcasi lado a lado, una de otra‚ÄĚ. A√Īade el reporte que ‚Äúlos avicultores trasladaron sus operaciones a esos sectores porque el agua abunda y el control es menor‚ÄĚ.

Cita tambi√©n al presidente de la Asociaci√≥n de Avicultores de Cochabamba, Willy Soria, quien asegur√≥ que ‚Äúactualmente la tendencia es trasladar a zonas alejadas la crianza de aves para el aprovechamiento de sus productos. Nuestra actividad est√° en el ocaso en cuatro municipios del Eje Metropolitano de Cochabamba (Colcapirhua, Quillacollo, Cercado y Sacaba). La poblaci√≥n se ha extendido de tal manera, que inclusive del Valle Central nos han echado‚ÄĚ.

Soria explic√≥ que los gobiernos locales ‚Äúles prohibieron criar aves a menos de 500 metros de alg√ļn camino vecinal, ni a menos de tres kil√≥metros de un centro poblado. Esto est√° poniendo en jaque constantemente al rubro, pues deben mudar sus actividades a sectores alejados‚ÄĚ. Pidi√≥ igualmente que las autoridades ‚Äúnormen los asentamientos humanos cerca de las granjas. Nos trasladamos a zonas alejadas e invertimos en caminos, electricidad y dem√°s que, m√°s adelante, pretenden ser aprovechados por otras personas‚ÄĚ.

Page 1 of 1590
Next Page