Japón ofrece contingente de 120 t de pollo a Colombia

En 2015, la cuota que Japón consideró para Colombia era de 7,000 toneladas mensuales. Los japoneses importan 700,000 toneladas de carne de pollo.

jetzkr8, Freeimages.com
jetzkr8, Freeimages.com

Jorge Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), expres√≥ su descontento por la oferta japonesa para la importaci√≥n sin aranceles en ese mercado asi√°tico de diversos productos agropecuarios colombianos, entre ellos la carne de pollo.

La declaraci√≥n fue entregada al diario especializado en temas econ√≥micos Portafolio, que cit√≥ lo siguiente: ‚ÄúLos japoneses tienen un gran inter√©s en traer productos industriales a Colombia, pero en el tema agropecuario nacional no abren pr√°cticamente nada all√°. Las cuotas que est√°n planteando para los contingentes son muy peque√Īas. Jap√≥n importa unas 700,000 toneladas de carne de pollo y el contingente que nos est√° ofreciendo es de 120 toneladas‚ÄĚ.

Desde el a√Īo pasado, la Federaci√≥n Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) se afili√≥ a la SAC, considerado el gremio agr√≠cola y agropecuario m√°s fuerte de este pa√≠s suramericano, agrupando casi medio centenar de otras agremiaciones y asociaciones, sin que estas pierdan su autonom√≠a administrativa ni gesti√≥n a favor de su respectivo rubro.

La solicitud de mayor apertura y reciprocidad por parte del gobierno japon√©s en la actual negociaci√≥n del Tratado de Libre Comercio entre esa naci√≥n y la colombiana se sustenta, entre otros aspectos, en la oferta exportable que, a juicio de la misma Fenavi, en 2015 se lleg√≥ a considerar de hasta 7,000 toneladas mensuales de pollo.

Dicha estimación se calculaba en un entorno productivo de 1.4 millones de toneladas anuales. Para la presente vigencia, los avicultores colombianos aseguran que podrán producir más de 1.59 millones de toneladas de carne de pollo, toda destinada inicialmente para consumo interno.

Ante tal asimetr√≠a comercial, el presidente de la SAC afirm√≥ a Portafolio que ‚Äúah√≠ es donde vemos que la negociaci√≥n es desbalanceada. Lo que le hemos dicho al Gobierno es que del af√°n no queda sino el cansancio. El Gobierno no puede cerrar la negociaci√≥n, si es que las ofertas no son satisfactorias para el sector agropecuario‚ÄĚ.

Page 1 of 1585
Next Page