Brasil casi sin pollo por huelga de camioneros

La huelga de camioneros en Brasil ha causado graves pérdidas económicas y está por paralizar la producción de proteína animal.

Ruiz B 90x90 Headshot
Burl Jantzen, iStockPhoto.com
Burl Jantzen, iStockPhoto.com

Read in English. 

La Asociación Brasileña de la Industria Exportadora de Carne (ABIEC) y la Asociación Brasileña de Proteína Animal (ABPA), que representan más de 170 empresas y cooperativas de la cadena productiva y exportadora de proteína animal en Brasil, informaron que la huelga de camioneros impacta directamente el sector productivo de carnes de todo el país.

El 90 por ciento de las plantas sin funcionar

Antonio Jorge Camardelli, presidente de la ABIEC, y Ricardo Santin, director ejecutivo de la ABPA, indicaron que, al menos hasta el miércoles, 23 de mayo, había un total de casi 130 unidades productivas de las empresas asociadas de carnes de res, de cerdo y de aves que están paralizadas. Además, prevén que para hoy viernes, 25 de mayo, más del 90 por ciento de la producción de proteína animal quede interrumpida si la situación no se normaliza. De esta forma, serán más de 208 plantas de diversos tamaños que no funcionen en Brasil.

25,000 toneladas sin exportar

Los bloqueos en las carreteras impiden también el acceso de los insumos necesarios para la producción e imposibilitan el flujo de alimentos. De esta forma se han dejado de exportar 25,000 toneladas de carne de pollo y cerdo, que equivalen a una suma de US$60 millones, dinero que no entra al país.

En el caso de la carne de res, son cerca de 1,200 containers que dejan de embarcarse al día.

Además, 85,000 empleados de las empresas y cooperativas de proteína animal de diversos tamaños están con suspensión de actividades en las plantas. Asimismo, los diversos proveedores de insumos también reciben el impacto.

Hacia el desabastecimiento

Los establecimientos más pequeños y de ciudades pequeñas o regiones metropolitanas –que mantienen un ciclo de entrega de productos cada dos días– ya están con el abastecimiento en riesgo. Se espera que en los próximos días esto llegue a impactar a los grandes centros.

Además de haber un riesgo real de desabastecimiento con la huelga, no debe olvidarse que el sector de proteína animal emplea a más de 7 millones de personas y representa la producción de más de 25 millones de toneladas de alimento/año.

Liberación de cargas de animales vivos

La ABPA alertó que, a diferencia de la promesa hecha el miércoles por los líderes de los camioneros, aún no ha habido liberación de las cargas de animales vivos en varios puntos donde están detenidos los transportes por el movimiento de huelga en las carreteras.

“Hemos recibido relatos de productores con camiones que transportan animales parados en bloqueos en todo el país”. Incluso hay casos de animales con más de 50 horas sin alimento.

También está trabada en varios puntos la circulación de camiones de alimentos balanceados, que los llevan a las granjas esparcidos en los polos de producción. “La situación en las granjas productoras es gravísima por la falta de insumos y el riesgo inminente de hambre de los animales”, declaró la organización.

Los daños al sistema productivo son graves y necesitarán semanas hasta que se restablezca el ritmo normal en algunas plantas.

Exhortan a la solución

La ABIEC y la ABPA reiteran que el movimiento es un derecho del grupo, pero reafirman la importancia del mantenimiento del transporte de alimentos para la población. Las consecuencias ya han sido graves y el sector productivo entiende que es necesario que se tomen las debidas medidas por parte del gobierno para que la situación se solucione cuanto antes.

La ABPA exhorta al movimiento de los camioneros al cumplimiento de la promesa de la liberación del transporte de animales y alimentos balanceados en todos bloqueos, además de la retirada mínima de productos en las plantas para la reanudación de la producción.

Las protestas son justas, pero es necesario el sentido común y evitar la perpetuación de esta situación a los animales, insistieron.

Los camioneros brasileños protestan contra el alza en el combustible, que ha aumentado casi un 50 por ciento en el último año, y buscan presionar al gobierno brasileño para que alivie estos costos, bien sea mediante un retroceso en los esfuerzos por cerrar el déficit fiscal del país o interfiriendo en la política de precios de la petrolera estatal. 

Page 1 of 1572
Next Page