Restricción de plaguicidas considerados peligrosos para la salud humana

Todos los firmantes de la Convención de Rotterdam, aproximadamente 75 países, decidieron incluir las tres sustancias en el anexo III de la reglamentación internacional, a partir de 24 de octubre, 2011. Con esta incorporación, la comunidad internacional ahora considera que estos plaguicidas son gravemente peligrosos para la salud humana.

Todos los firmantes de la Convención de Rotterdam, aproximadamente 75 países, decidieron incluir las tres sustancias en el anexo III de la reglamentación internacional, a partir de 24 de octubre, 2011.

Con esta incorporación, la comunidad internacional ahora considera que estos plaguicidas son gravemente peligrosos para la salud humana.

Esta decisión fue tomada durante la quinta reunión de los signatarios de la Convención de Rotterdam, que se produjo entre el 20 y 24 de junio en Ginebra, Suiza.

Anteriormente, la s√©ptima reuni√≥n del Comit√© de Examen de Productos Qu√≠micos, celebrada en Roma del 28 de marzo al 1 de abril de 2011, recomend√≥ la inclusi√≥n de un n√ļmero de nuevos productos qu√≠micos en este Anexo, entre los cuales incluy√≥ el plaguicida endosulf√°n que hab√≠a sido recientemente incorporado a la lista del Convenio de Estocolmo de sustancias qu√≠micas que deben ser eliminadas.

El objetivo principal del Convenio de Rotterdam es fomentar el denominado Consentimiento Fundamentado Previo que significa que los Países Parte de este Convenio se comprometen a realizar un procedimiento de notificación previo al intercambio comercial de plaguicidas y productos químicos peligrosos, con cualquier otro país que igualmente sea firmante del Convenio.

Contar con este consentimiento fundamentado previo establece una primera l√≠nea de defensa y prevenci√≥n, pues permite a los pa√≠ses importadores los medios y la informaci√≥n que necesitan para reconocer peligros potenciales y excluir productos qu√≠micos que no puedan manejar en forma segura. Permite a los Estados contar con un comercio internacional en materia de sustancias peligrosas informado y responsable, y ayuda a los pa√≠ses en desarrollo a tomar medidas nacionales cient√≠ficas y normativas sobre el uso, manejo y comercio de ciertos productos qu√≠micos peligrosos, a fin de proteger la salud humana y el medio ambiente frente a posibles da√Īos.

Este intercambio en el marco del Convenio de Rotterdam sobre el ‚Äúconsentimiento fundamentado previo‚ÄĚ se aplica a los productos qu√≠micos prohibidos o restringidos, y a las preparaciones de plaguicidas extremadamente peligrosas enlistados en el Anexo III. Actualmente hay m√°s de 30 productos qu√≠micos a los que se aplica el procedimiento PIC.  

Page 1 of 60
Next Page