Atraídos por el buen momento de la economía brasileña, hay muchas empresas extranjeras interesadas en invertir en Brasil. Sin embargo, el ingreso de alguna de éstas está cerrado por grandes barreras burocráticas y fiscales: uno de estos casos es del fabricante alemán de premezclas de vitaminas para animales Miavit.

De acuerdo con el Sr. Alfons Heseker, Director de Marketing y Desarrollo de Productos de Miavit, la empresa quiere invertir en Brasil, pero las autoridades han puesto dificultades a la entrada de nuevas empresas, debido al exceso de procedimientos y documentos que deben ser emitidos y aprobados. "Hay muchos trámites y las autoridades brasileñas parecen ser lentas, obstaculizando nuestros planes", manifiesta Heseker explicando que Miavit ha preferido para invertir en México y Argentina, donde los procedimientos son más agiles. "Queremos aumentar nuestra presencia en América Latina, para esto, entrar en Brasil es fundamental. En estos momentos, los planes de Miavit están paralizados".

Publicidad

Según Heseker, la abundancia de materias primas presentes en Brasil es uno de los factores que más atrae el interés de Miavit, que conoce la competitividad de las empresas que operan en el mercado interno. "Somos líderes en el mercado alemán y tenemos una fuerte presencia en Europa y otros países. Confiamos en nuestra experiencia, cuando finalmente ingresemos en el mercado brasileño", concluye el director de Miavit.