Las empresas Nutriavícola y Huevos Oro comenzaron un proceso de integración para formar una organización agroindustrial con ventas anuales cercana a los US$23,652,938. Estas dos compañías se encontraban integradas desde el año 2008, cuando Nutriavícola compró a Huevos Oro, por lo cual la fusión es simplemente un trámite legal, representando el cese de una de las razones sociales más tradicionales que ha identificado el consumo de ese producto en Colombia. Sin embargo, Huevos Oro continuará existiendo en el mercado como marca comercial.

Con respecto a la fusión de las empresas, éstas pretenden reducir sus costos debido a que al operar con una sola razón jurídica unifican, entre otros, la contabilidad y la nómina.

La empresa Huevos Oro fue creada en 1962 por el inversionista norteamericano George Bass, quien instaló una granja en Suba, al norte de Bogotá, con capacidad de 1.4 millones de huevos al año. Después de 10 años de estar operando, inició la distribución puerta a puerta en empaques de diversa cantidades y junto a marcas, entre otras, como Huevos Vigor.

Para el año 1981, Huevos Oro fue adquirida por el grupo maderero Pizano, bajo cuya administración se construyó una planta de concentrados propia para elaborar los alimentos balanceados que consumen las aves.

Publicidad

A mediados de los 90, Huevos Oro fue adquirida por la Corporación Financiera Colombiana, hasta que fue comprada por Nutriavícola.

La asociación jurídica entre Huevos Oro y Nutriavícola, que está ubicada en el Valle del Cauca y también produce huevo, fue aprobada por los accionistas de las compañías y sólo restan los trámites ante la Supersociedades, la Superindustria y el Ministerio de la Protección Social.

Luego de transcurrida la transacción legal, Nutriavícola pasará de tener activos entre US$21,533,612 y US$24,700,442.