México impuso aranceles a varios productos estadounidenses después de que el Congreso de EUA votó para eliminar el financiamiento de un programa piloto que permitía a los conductores mexicanos de camiones transportar carga dentro de EUA. Los productos avícolas no se vieron afectados por los nuevos aranceles. 

Las relaciones del Presidente de EUA, Barack Obama, con el gobierno mexicano se desviaron a un inicio incierto con un conflicto comercial, uno de los primeros puntos a tratar de la agenda bilateral, según un informe de SourceMex. 

Los esfuerzos de Obama de tender la mano a México se han desbaratado, al menos temporalmente, por el conflicto con respecto al acceso a EUA a conductores mexicanos de camiones. La decisión del Senado de EUA de retirar el financiamiento del programa, iniciado por el ex-presidente George W. Bush, produjo fuertes reacciones de enojo de funcionarios mexicanos, que amenazaron con represalias. 

El 16 de marzo, el gobierno del Presidente Calderón hizo efectiva la amenaza, al anunciar los nuevos aranceles en 89 productos agrícolas e industriales de 40 estados de EUA. El monto de los productos, que van desde jugos de frutas, cerveza y desodorante, hasta árboles de Navidad, se calcula en alrededor de $2,400 millones de dólares al año. En contraste, las exportaciones de EUA a México llegaron a los $151 mil millones en 2008. 

Advertisement

La decisión perdonó a algunas de las principales compañías que exportan a México, entre las que se incluyen Ford Motor Co. y Tyson Foods.

Los nuevos aranceles van de 10% a 40%, según el Diario Oficial de la Federación.

Estas son las sanciones más amplias que México ha impuesto a productos estadounidenses desde que entró el vigor en 1994 el Tratado de Libre Comercio de Norteamérica (TLCNA o NAFTA).