El Ministerio de Agricultura de China informó a través de la agencia Xinhua, que fue detectado un brote de influenza aviar próximo a Lhasa, capital de la región autónoma del Tíbet, suroeste de China.

Las autoridades señalaron que los laboratorios han confirmado la presencia del virus H5N1 en 290 aves muertas en una de granja durante el transcurso del mes, sin embargo también indicaron que el foco de la enfermedad está controlado y que no se han registrado casos en humanos por el contacto con las aves.

Publicidad



El área donde se presentó el brote, la localidad de Sangda ha sido aislada y desinfectada, además 1,575 aves fueron sacrificadas para prevenir la propagación de la enfermedad.