Por primera vez en 64 años de historia, Sadia no va a tener utilidades. Luiz Fernando Furlan, presidente del Consejo de Administración, lamentó el hecho, sin estimar cuáles van a ser las pérdidas al cierre del año.

El mercado calcula que el balance del 4º trimestre muestre un resultado negativo aún mayor a los R$442.6 millones de reales sufrido entre enero y septiembre debido a la alta exposición de la empresa a los contratos de derivados cambiarios. Hasta el 30 de septiembre, Sadia ya había registrado pérdidas por R$653 millones de reales con las operaciones de derivados cambiarios.

Con 22 unidades en el país y el exterior, Sadia va a parar parcialmente actividades en diciembre para adecuarse al mercado. En los dos últimos meses, la caída en los embarques de carne de pollo influyó sobre el inventario de la industria exportadora. No se divulgó qué fábricas serán ni la duración del paro.

Advertisement

Las pérdidas y la incertidumbre ante la crisis mundial hará que Sadia invierta en 2009 cerca de R$500 millones de reales, tres veces menos que los 1,600 millones invertidos este año. Sadia cree que los próximos meses traerán caídas en los precios de los productos, tanto en el mercado interno como en el externo, pero que ese efecto para la facturación se compensaría con un esperado aumento en el volumen de ventas.