Se pronostica que seguirá creciendo la industria avícola de México a lo largo de 2008 y 2009, aunque no al mismo ritmo que ha experimentado en los últimos años, según el Servicio Agrícola Exterior (FAS) del USDA.

 

Los costos más altos de producción, que se traducen en mayores precios al consumidor, así como la competencia de las importaciones, van a tener un efecto desalentador en la industria, dijo el FAS. Se prevé que las importaciones de productos avícolas y pollo de EUA aumenten en respuesta a la creciente demanda, pero también a una tasa más lenta.

Advertisement

 

Un factor importante de la desaceleración en las importaciones es la cuarentena que impuso México al estado de Arkansas a las importaciones de productos avícolas y de aves vivas, excepto la carne mecánicamente deshuesada (MDM).