El diario La Tribuna publicó que l a población hondureña está consumiendo 5 por ciento más pollo, debido a la escasez y aumento del precio de la carne de res, problema achacado a la caída del hato ganadero en los primeros años de este siglo. Tal afirmación es sostenida por el gerente de relaciones gubernamentales de la transnacional avícola,  Cargill Honduras , Juan José Cruz, quien aseguró que “hemos calculado que el consumo se ha levantado alrededor del 5 por ciento”.  

El directivo reiteró al referido periódico que “si el consumo andaba años atrás en 320 millones de libras al año, estamos hablando ahora de un millón y medio”, explicó Cruz, que también funge como asesor del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep). No obstante este crecimiento en la demanda, el precio al detal de la libra de carne de pollo se mantiene estable y “estamos procurando que no suba”, comentó Juan José Cruz agregando que “un aumento vendría a ser nocivo para la industria, ya que la economía hondureña está deprimida y los consumidores, en lugar de comprar más, optarían por comer menos”.

A pesar de esta afirmación por parte del mayor productor hondureño de esta proteína animal, representantes de organizaciones locales defensoras de los derechos de los consumidores temen aumentos considerables debido a las constantes alzas en los precios de los combustibles. La carne de pollo es uno de los 242 productos que componen la canasta básica alimenticia en Honduras.