A fines del 2007, Rabobank, con sede en Holanda, presentó un seminario en línea "Perspectivas para los Sectores Agropecuario y de Alimentos en Norteamérica 2008". Rabobank es uno de los bancos que trabaja con el sector agropecuario internacional, y los comentarios de sus expertos son muy respetados. Voy a aprovechar la oportunidad de resumir algunos de los comentarios de este seminario. Aunque este análisis está dirigido al sector agropecuario estadounidense, creo que los comentarios tienen mucha validez a nivel internacional también.

Se puede ver la presentación completa en línea: www.RabobankAmerica.com/webcasts.

Se hablaron de cinco sectores: proteínas, comidas y bebidas, comodities, azúcar y forestal. Nuestro interés es en los primeros dos temas.

En el sector de proteínas se habló de tres temas: la demanda china de cerdo, el etiquetado por país de destino y competencia para los granos. El hato porcino de China ha caído mucho recientemente, aunque no se sabe exactamente cuanto. China es un país que consume mucho cerdo y por eso es un mercado ideal para los porcicultores de Estados Unidos. El sector porcino estadounidense ha tenido bastantes problemas en años recientes y se ve al mercado chino como la posible "salvación" del sector. A fines del 2007 México bloqueó la entrada de cerdo de EUA, y por eso China toma aun mayor importancia para EUA.

Curiosamente, se nombraron los principales competidores del mercado chino de cerdo, y el más importante es el sector avícola estadounidense. Aunque no se discutió mucho esto, es algo sorprendente que China esté dispuesta a reemplazar cerdo con piernas y muslos de pollo. Los otros competidores para el mercado chino de cerdos son: Brasil, Argentina y la Unión Europea.

En cuanto al etiquetado por país de origen, que es un tema que se ha hablado durante muchos años, parece que entrará en efecto en septiembre de este año, como parte de la nueva ley agropecuaria que se va a firmar. Siempre se ha hablado de esta ley en términos de carne roja, pero también se aplicará al pollo y cerdo. Entra muy poco pollo importado, pero este año entrará pollo chileno a EUA por primera vez.

En cuanto a la competencia por los granos entre el sector energético y el sector agropecuario, no va a cambiar nada, especialmente porque se firmó una nueva ley en EUA que incrementa el uso de etanol a base de maíz por parte de la industria petrolera. Se habló de que los precios de DDGS también han subido mucho, hasta estar a un nivel muy parecido al maíz "spot".

La presentación sobre el sector de comida y bebidas mencionó cuatro tendencias importantes. En primer lugar se encuentran los estilos de vida más saludables, que demandan alimentos y bebidas más saludables. Por eso, la demanda de productos orgánicos y naturales sigue creciendo. También está creciendo la demanda de los "alimentos funcionales" o probióticos, como antes se conocían. Estos son los alimentos que se mejoran con añadir más vitaminas u otros productos benéficos como los Omega 3. Los huevos y los productos lácteos sirven muy bien en el papel de alimentos funcionales.

El reto para los productores de alimentos es cómo crear alimentos saludables que todavía sepan bien.

La segunda tendencia en el sector de bebidas y comidas son los alimentos de lujo. Hay un fuerte crecimiento en EUA de los productos más caros. Esto quiere decir que los consumidores están dispuestos a pagar bastante más por los productos de la más alta calidad. Sin embargo, estos mismos consumidores buscan productos de la categoría más baja y más baratos si son productos que no les importa mucho.

La tercera tendencia es la preferencia de los consumidores por los productos nicho. Esto incluye las marcas "caseras" locales. Esto ha creado algo muy interesante: las empresas grandes están comprando las marcas nicho y manteniéndolas así, como marcas nicho. De esta forma, para las empresas grandes de alimentos y bebidas se crea un desafío logístico bastante complicado, porque tienen un gran número de productos.

La cuarta tendencia es la conveniencia. Esto no es nada nuevo, pero sigue como una fuerte tendencia. Los consumidores quieren productos muy frescos. También quieren comidas listas para preparar o listas para comer.

Como parte de presentación del sector de bebidas y comidas se habló de la seguridad alimentaria. Los procesadores de alimentos están incorporando sistemas de rastreabilidad, aunque son bastante caros. La rastreabilidad es de tal importancia que es posible que las empresas pequeñas y las empresas ineficientes se tengan que salir del mercado.

Estas son algunas de las tendencias que el sector de alimentos puede esperar para este año. No hay nada sorprendente aquí algunas de estas tendencias tienen años, pero todavía siguen fuertes. De todos modos, siempre es bueno tener una idea de lo que espera el mercado. Dado que la misión de la industria avícola es de proveerles alimentos saludables a los consumidores, es de suma importancia saber qué es lo que éstos quieren e intentar dárselos de la mejor forma. IA