Advertisement

News and analysis on the global poultry
and animal feed industries.
0601IA-Opinion-g-100_0_opt2.jpg
El Lic. Roberto Toledano, (izq) Presidente de la Asociación de Avicultores de Panamá y recién elegido Presidente de la Asociación de Latinoamericana de Avicultura, le pasa la estatua simbólica de ALA al Sr. Zoé Silveira de Brasil, país sede del Congreso ALA 2007.
on January 5, 2007

El congreso de Panamá: un trabajo de equipo

El trabajo de equipo se manifestó antes del congreso, y más claramente durante el congreso mismo

El XIX Congreso Latinoamericano de Avicultura, celebrado en Panamá en octubre 2005 fue un evento realmente magnífico. Fue uno de los mejores, sino es que el mejor, Congreso Latinoamericano de Avicultura hasta el presente, y eso dice mucho, ya que los otros congresos previos han sido también eventos excelentes. Esto indica que los Congresos Latinoamericanos de Avicultura han alcanzado un nivel de excelencia consistente, siendo el énfasis en la consistencia.

Los datos del Congreso ya son conocidos por todos: más de 3 mil participantes en total; 200 empresas expositoras y 90 conferencias técnicas y científicas. Cifras impresionantes, sin duda, pero los detalles detrás de la cifras son aun más importantes. Por ejemplo, llegaron muchos participantes a última hora (que no se preinscribieron), tantos que se llenaron todas las habitaciones de hotel en la Ciudad de Panamá. Ni había cupo para la selección nacional de fútbol de Trinidad y Tobago, que estaba jugando contra la selección de Panamá esa semana. (Por alguna razón eso me da risa – que una selección nacional de fútbol ni podía encontrar habitaciones debido a un congreso de pollos.)

La participación de las empresas expositoras fue muy fuerte, pero aun más importante es el hecho de que muchos de los ejecutivos principales de esas empresas participaron. Este es un indicador de la importancia que el mercado avícola latinoamericano tiene en las mentes de estas empresas. La industria avícola latinoamericana es una región de crecimiento que las empresas toman muy en serio. No creo que nunca haya participado en un Congreso Latinoamericano en donde hayan llegado tantos ejecutivos de las empresas expositoras.

Organizar un congreso de este nivel y prestigio es una tarea titánica – hay cientos de detalles que se tienen que planear, preparar y ejecutar para que todo salga bien. El Comité Organizador del Congreso de Panamá merece fuertes aplausos y grandes felicitaciones por su tesonero trabajo. Un pequeño grupo de personas formó ese Comité Organizador y este grupo ciertamente se destacó por sus esfuerzos.

Sin embargo, lo que más me impresionó fue el trabajo de equipo sin igual que yo observé. La realidad es que detrás de cada uno de los directores del Comité Organizador había un gran número de personas dedicadas, trabajando arduamente. Este equipo vino de todas las principales empresas avícolas de Panamá, de la Asociación de Avicultores de Panamá (ANAVIP), así como de las familias de los avicultores y organizadores. Todos trabajaron juntos para lograr los objetivos del Congreso.

El trabajo de equipo se manifestó antes del Congreso, en todos los aspectos de la planificación de éste, que fueron muchos, pero se vio más claramente durante el Congreso mismo. Los miembros de este equipo siempre estaban visibles y accesibles, y muy dispuestos a ayudar, sin importar las circunstancias. Como pasa en todos los eventos de esta magnitud, siempre ocurre algo imprevisto, pero cuando ocurrió, los miembros del equipo de Panamá respondieron en forma inmediata y positiva para solucionar el problema.

Sin este esfuerzo de equipo, el Congreso, aunque estuvo muy bien planeado, no hubiera sido tan exitoso. Los directores del Comité Organizador dieron un ejemplo muy claro del tipo de esfuerzo requerido por todos los miembros, que éstos siguieron.

Los participantes al congreso tuvieron el privilegio de escuchar conferencias técnicas y científicas de primera categoría, y experimentar una gran exposición comercial. Además, los eventos sociales y de reconocimiento fueron grandes oportunidades para compartir con sus compañeros avicultores de otros países.

Para reiterar, el XIX Congreso Latinoamericano de Avicultura fue un éxito total y ese éxito se debe al trabajo de equipo de la industria avícola panameña, y a la dedicación de cada uno de los miembros de ese equipo.

0601IA-Opinion-g-100_0_opt3.jpg
Junto con otros distinguidos avicultores latinoamericanos, Diógenes Becerra (izq) de Panamá y el Dr. Abel Gernat de Honduras fueron premiados como “Avicultores Profesionales Destacados”.
Comments powered by Disqus