La empresa chilena Sopraval construyó este nuevo proyecto desarrollado para la recepción de material genético importado. Esta nueva infraestructura está diseñada con los más altos estándares de bioseguridad, reuniendo todos los requisitos, por lo cual fue aprobada como estación cuarentenaria de pavos por parte del Servicio Agrícola y Ganadero de Chile (SAG).

Las dependencias se ubican en la localidad de Huaquén, La Ligua, Región de Valparaíso, Chile. Establecida en un área aproximada de 250 hectáreas, extensión que asegura las condiciones necesarias de aislamiento y bioseguridad para todos los procesos de esta etapa productiva.

La operación cuenta con cuatro granjas de dos pabellones cada una, interconectadas a través de un red de camino limpios y sucios y con flujo de movimientos ajustados a las más exigentes normas internacionales de bioseguridad, que la empresa se ha auto-impuesto.

Advertisement

La primera carga de aves en cuarentena se produjo el sábado 20 de marzo, previa incorporación de estas nuevas instalaciones a los registros PABCO (Planteles Animales bajo Certificación Oficial de Chile) y la emisión de la respectiva resolución que autoriza el lugar de cuarentena.

El SAG valora este esfuerzo empresarial de Sopraval, que contribuye a una mejor distribución geográfica de la estructura productiva en esta región, que a su vez facilita el manejo frente a cualquier eventual emergencia sanitaria. Además la entidad chilena destaca el esfuerzo productivo que ha realizado esta empresa, la cual se ha preocupado de avanzar de forma muy coordinada con los estándares exigidos, contribuyendo a elevar los estándares de bioseguridad e inocuidad alimentaria.