De acuerdo con el informe de estimaciones agrarias de septiembre del Departamento de Agricultura de EUA. Para este año 2010, se anuncia una menor producción de carne en EUA como consecuencia de una menor producción de carne porcina y de ave. Las estimaciones son un alza para la carne de vacuno, pero no lo suficiente para compensar la reducción de las otras carnes.

Para 2011, la previsión de producción también es a la baja, pero en este caso la razón será el pronóstico de un mayor precio de los cereales. En consecuencia, los ganaderos mantendrán el ganado vacuno durante un mayor período en los pastizales, y los productores de porcino y pollo estarán menos motivados a incrementar la producción de carne.

En lo referente a los precios, se anticipa aumentos para todas las carnes en 2010. Por el contrario, frente al 2011, permanecerán sin cambios los precios de vacuno y porcino (a pesar del aumento augurado en el precio de la alimentación animal). Los precios para el pollo y pavo tendrán un leve incremento ante las previsiones de una oferta reducida.