Subproductos de origen animal brasile√Īos para la avicultura

Hoy en día la industria del reciclaje animal de Brasil ha crecido, se ha desarrollado y profesionalizado para cumplir de lleno con las expectativas ambientales y nutricionales. La avicultura es uno de los principales consumidores de estos productos.

Ruiz B 90x90 Headshot
(ABRA)
(ABRA)

En la producción animal, la eficiencia y la optimización en el uso de los recursos se han tornado en conceptos indispensables, junto con la sustentabilidad y la ecología o medio ambiente.

El reciclaje de subproductos de origen animal, o rendering, tiene una larga historia: desde los egipcios se extraían grasas para jabones. Y gracias a este reciclaje, hemos resuelto el gravísimo problema de qué hacer con todo lo que sobra del proceso de sacrificio, carnicerías, restaurantes, etc. Este reciclaje surgió antes de que se pusiera en boga la ecología. De hecho, los recicladores en EUA, por ejemplo, se hacen llamar "la industria invisible" y los "recicladores originales". Pocos saben de esto.

El sector del rendering brasile√Īo

Sabemos que Brasil es un enorme productor de carne de res, cerdo y aves, y por lo tanto, cuenta con una enorme cantidad de subproductos para procesar. Cuando el sector vio la necesidad de un √≥rgano representativo, se cre√≥ en 2006 la ABRA, (Associa√ß√£o Brasileira de Reciclagem Animal), Asociaci√≥n Brasile√Īa de Reciclaje Animal, que congrega a los principales productores independientes, es decir, cerca del 80 por ciento de la producci√≥n.

La ABRA es una organizaci√≥n sin fines de lucro cuyos miembros son empresas brasile√Īas de este sector. Su sede se encuentra en Brasilia y su misi√≥n es representan a los productores tanto en Brasil como en el exterior, adem√°s de ser responsable de la calidad, asuntos sanitarios y sustentabilidad del sector, sin dejar de destacar siempre su importancia econ√≥mica, social y ambiental.

"Esta tarea, nos exige una profunda consideraci√≥n, que nos impone el desaf√≠o de armonizar el crecimiento econ√≥mico con la conservaci√≥n de los recursos naturales", se√Īala el Sr. Cl√™nio Ant√īnio Gon√ßalves, Presidente de la ABRA.

Algo interesante que han hecho es cambiar el viejo término en portugués "graxaria" (rendering) por el eufemismo de "reciclaje de subproductos de origen animal", que es más representativo de lo que realmente hace esta industria.

La ABRA representa al sector, realiza estadísticas, trabaja con las cámaras de productores, da asesoría legal sobre lo que afecta al proceso productivo de las grasas y harinas animales. Por otro lado, realiza estudios de mercado, participa en proyectos innovadores y premios en investigación científica, da apoyo técnico y cursos de capacitación, y certifica a proveedores y centros de compras para que garanticen el origen de los productos y faciliten la disponibilidad a bajo costo de insumos, aditivos y equipo utilizados en el proceso.

Además de todo esto, ABRA tiene un boletín y un fuerte programa de promoción de exportaciones.

Diagnóstico de la industria

"La ABRA ampli√≥ sus acciones, a trav√©s del I Diagn√≥stico de la Industria Brasile√Īa de Reciclaje Animal, cuyos datos posibilitaron conocer mejor al sector y verificar cu√°les son las √°reas con carencias", dice el Sr. Gon√ßalves.

Con este diagn√≥stico del sector ha sido posible identificar el tama√Īo y la verdadera importancia del reciclaje animal en el gigante suramericano. Brasil cuenta con m√°s de 500 empresas, cuyo principal mercado es el interno, pero est√°n con miras a la exportaci√≥n.

Las plantas brasile√Īas de reciclaje de subproductos de origen animal (rendering) producen harinas de carne y hueso, harina de plumas, harina de v√≠sceras de aves, entre otros. De acuerdo con los datos presentados el a√Īo pasado por el Sr. Jos√© Eduardo Borges Malheiro, presidente ejecutivo de negocios de la ABRA, en 2013 Brasil proces√≥ 7.279 millones de toneladas de subproductos de rumiantes, 4.582 millones de toneladas de subproductos de aves y 861,000 toneladas de subproductos de cerdo.

En la actualidad, el 60.9 por ciento de los subproductos brasile√Īos de origen animal se destinan a la producci√≥n animal y el 11.7 por ciento a alimentos para mascotas. El resto va a jabones y biodiesel, principalmente. En el caso de las harinas, el 80.4 por ciento se destina a la producci√≥n animal y 16.3 por ciento a mascotas, y para las grasas, estas cifras cambian al 26.14 por ciento y 3.74 por ciento, respectivamente. Es decir, que la gran mayor√≠a retorna a la misma cadena de carne como fuente de f√≥sforo, calcio, prote√≠na y energ√≠a.

En cuanto a las exportaciones, el 50.3 por ciento es de harina de carne y hueso, pero en lo que respecta a subproductos avícolas (harina de pluma, harina de pluma y vísceras, harina de ave y grasa de ave) se exportan el 13.2 por ciento. En Latinoamérica, Chile es uno de sus dos principales destinos y mucho después Argentina, pero con la tendencia a liberar las harinas de origen animal (como está sucediendo en Europa), en conjunto con la gran producción ganadera y avícola de este país, sin duda pronto veremos más de estos productos en otras partes de nuestra región.

Calidad de los subproductos de origen animal

"Ofrecemos una gran oportunidad de productos de muy buena calidad", comenta Lucas Cypriano, del Departamento T√©cnico de la ABRA. En Brasil han desarrollado procesos muy r√°pidos de recolecci√≥n de los desechos, adem√°s de que tienen equipo de calidad para procesarlos. Lucas Cypriano a√Īade que "se han puesto a disposici√≥n l√≠neas de cr√©dito a los procesadores para optimizar la calidad y el rendimiento de la planta con menor consumo de vapor y energ√≠a, y en consecuencia para un mejor control de calidad". Muchas de las plantas que operan en ese pa√≠s tienen sistemas totalmente automatizados, que de alguna manera garantizan esa calidad.

Antes, no había una buena definición de las normas de calidad, por lo que se apoyaban en las normas de otros sectores. Pero en 2003, el Ministerio de Agricultura creó la instrucción normativa 15, que en 2008 se transformó en la 34 que es la que actualmente rige todo el sector y que establece los procedimientos para funcionamiento de la planta, como también los procesos de fabricación de los productos, tanto de harinas como de grasas.

"La ABRA tiene, entre varios objetivos, perfeccionar y engrandecer el sector, principalmente en lo que respecta a la calidad de los productos y también se ajustan las normativas a los intereses comerciales y técnicos que el sector necesita para la exportación. Estamos trabajando para tener una identificación plena de este sector en Brasil", dice José Eduardo Borges Malheiro, presidente ejecutivo de negocios de la ABRA.

En el cuadro 1 se muestran los valores nutritivos de algunos de los subproductos de origen animal que se producen en Brasil de importancia para la avicultura. Estos valores, si bien son un promedio, se proporcionan solamente como punto de referencia, pues existen variaciones entre los diversos productores.

Uso de los subproductos de origen animal en la avicultura

De acuerdo con las estad√≠sticas de ABRA, Sindira√ß√Ķes, el Ministerio de Agricultura y otras entidades, de la producci√≥n de subproductos de origen animal en Brasil, el 66.46 por ciento proviene de residuos de mam√≠feros y cerdos, y el 32.70 por ciento proviene de la industria av√≠cola. No obstante, la industria av√≠cola brasile√Īa utiliza un poco m√°s del 50 por ciento de estos productos (46.8 por ciento para la producci√≥n de pollos y 3.9 por ciento para la producci√≥n de gallinas de postura).

Programa de exportaciones y sello de calidad

En asociaci√≥n con ApexBrasil, la Agencia Brasile√Īa de Promoci√≥n de Exportaciones e Inversiones, la ABRA recibe apoyo para exposiciones internacionales, mejoramiento de la imagen y otros proyectos.

"El inicio de este proyecto es el planeamiento estratégico sectorial de exportaciones; vamos a hacer varias consultas para ver cuáles son los mejores mercados para trabajar, y con seguridad, América Latina es uno de los mercados contemplados" comenta Alberto Bicca, gestor de proyectos de ApexBrasil.

Adem√°s, est√°n trabajando en el proyecto de buenas pr√°cticas de fabricaci√≥n, que estar√° listo en un a√Īo, que es para contribuir al avance tecnol√≥gico de la industria, mediante la capacitaci√≥n y el conocimiento te√≥rico y tecnol√≥gico aplicado a los sistemas de producci√≥n. El proyecto del Sello de Calidad ABRA, es un sistema por medio del cual la asociaci√≥n garantiza al comprador la calidad de los productos.

"El desarrollo del sello de calidad para los subproductos de origen animal servir√° de fundamento para la rastreabilidad y certificaci√≥n de la producci√≥n brasile√Īa de harinas y grasas de origen animal", comenta Catia Macedo, gerente de proyectos de la ABRA.

Este desarrollo implica la edición e impresión del manual de las buenas prácticas de fabricación de estos productos, que van a compilar las principales técnicas de producción desde el inicio del ciclo.

Conclusión

En Brasil, la actividad de recolección y reciclaje de residuos de origen animal empezó en 1920, en el estado de Sao Paulo, donde de forma artesanal se fabricaron las primeras harinas de carne y hueso, y sebos. Y así, cuando ayer eran "graxarias" y fábricas de productos no comestibles, hoy en día es la industria del reciclaje animal que ha crecido, se ha desarrollado y profesionalizado para cumplir de lleno con las expectativas ambientales y nutricionales.

Page 1 of 1572
Next Page