Avicultura y acuicultura dominarán el mercado de proteínas

Las tendencias mundiales de producción muestran claramente quién gana y quién se queda atrás. Si persisten las tasas de crecimiento de 1990-2014, el pollo superará al cerdo como la carne número uno para 2020. En un futuro no muy distante, la acuicultura podría superar al pollo.

Kharhan | Bigstock.com
Kharhan | Bigstock.com

Existen grandes diferencias en competitividad entre las diversas especies que conforman la oferta mundial de proteína animal. Los ganadores en esta batalla son las especies altamente deseadas por los consumidores, así como eficientes en la producción. 

Diferencias impresionantes en las tasas de crecimiento entre proteínas 

Dentro de la oferta total de proteína, las tendencias de producción revelan la capacidad de competir. Las especies de más rápido crecimiento son aquellas aptas para producción a gran escala y las de mejor eficiencia alimenticia (véase el cuadro). 

tasas-anuales-proteinas

El cuadro contiene el historial de las tasas de crecimiento anuales compuestas (CAGR) de las principales carnes, huevos, productos acuícolas (peces y camarones cultivados), varias categorías menores de carnes, junto con la población global. Los productos se distribuyen del crecimiento más rápido al más lento. El único producto que crece más lento que la población es la carne de res y de búfalo. 

La producción total de carne, huevo y acuicultura crece 1.5 puntos porcentuales más rápido que la población, lo que indica un crecimiento per cápita global anual del 1.5 por ciento. La producción de carne de res y de búfalo crece mucho más lento que la población global y el consumo per cápita promedio se encoge. 

La eficiencia alimenticia maneja el crecimiento 

Al ver el cuadro de las clasificaciones CAGR, las categorías clasificadas más alto generalmente son los productores de proteína de mayor eficiencia alimenticia y las más bajas son las de menor eficiencia, lo cual se relaciona con el costo de producción. Una gran excepción es el pavo, que clasifica cerca del fondo CAGR, pero con mejor eficiencia alimenticia que el cerdo. 

Otro factor importante es la aceptación del consumidor. Las especies de crecimiento más rápido son aceptadas casi universalmente (productos avícolas y pescado). La carne de res y de cerdo enfrentan barreras religiosas y culturales que limitan la demanda en algunas partes del mundo. A pesar de su excelente eficiencia alimenticia, el pavo simplemente nunca se ha impuesto fuera de Norteamérica y de partes de Europa. 

A pesar de ser capaces de convertir pasto en carne, los rumiantes se clasifican muy abajo en la tasa de crecimiento global. Se ha argumentado que esto es una ventaja competitiva de los rumiantes, pero el lado negativo es que las necesidades de tierra de pastoreo limitan la escala de la explotación y con alimento balanceado no son tan eficientes. 

Proyecciones de las tendencias de las proteínas 

Al ver las tendencias de producción a largo plazo, es evidente que la acuicultura y avicultura ganan la batalla en el mercado mundial de proteína animal. Sólo el cerdo podría seguir el ritmo (véase la gráfica de Producción mundial de proteína en granjas). 

Las proyecciones en la gráfica se basan en el mismo compilado de promedio compuesto de las tasas de crecimiento de 1990-2014 contenido en el cuadro, no en el total de conjunto de datos de la FAO de 1961-2014. Este subconjunto de datos se emplea debido principalmente a la impresionante desaceleración del crecimiento de producción de carne de res y de búfalo que se dio alrededor de 1980. Al usar los datos anteriores a 1980 se sobreestima la producción de carne de res proyectada para 2025. 

Aquí la acuicultura incluye peces y camarones cultivados. La tasa de crecimiento es más del triple para cerdo y cinco veces o más para rumiantes. Quizás se deba a que en su mayoría es un fenómeno asiático, principalmente en China, India, Indonesia y Vietnam. En total, Asia representa cerca del 88 por ciento de la producción mundial. 

Cómo se clasifican las proteínas en las tasas de crecimiento 

Aunque actualmente aventaja a la acuicultura en producción total, la producción de pollo crece más lento. Con base en las recientes tasas de crecimiento que duplican a las del cerdo, la producción mundial de pollo sobrepasará a éste en alrededor de 2020. 

Aunque mucho más pequeña que la del pollo, la producción de patos y gansos crece ligeramente más rápido; su mayor productor es China. 

A menudo pasada por alto, la producción de huevos (sin incluir patos, gansos y otras aves) crece al mismo ritmo que todas las proteínas, más rápido que el cerdo, pero más lento que el pollo y que la acuicultura. 

Como producto avícola aparte, el pavo es la menor de las categorías y es el de menor crecimiento. 

Desde finales de la década de 1970, el cerdo ha sido la carne número uno en la dieta mundial. Tradicionalmente, China representa cerca de la mitad de la producción mundial. Como disminuyó el crecimiento de la población en China, y creció el ingreso, disminuyó el crecimiento de producción del cerdo. Parte de ese crecimiento más lento se debe al deseo de diversificar la dieta. Además, el rápido crecimiento de la acuicultura en China puso límites al crecimiento de la producción porcina. 

La producción de carne de res se desaceleró de manera impresionante en la década de 1970, en coincidencia con el modelo de producción avícola integrado. La porcicultura y la acuicultura también se han integrado verticalmente en diferentes grados, lo que presiona más a los sistemas de producción de rumiantes de estructuras más tradicionales. 

La categoría de “otras carnes” incluye una amplia variedad de especies que son importantes en algunas áreas, pero tienen una pequeña participación en la oferta mundial. La tasa de crecimiento general es casi la misma que la del cerdo. 

Los otros rumiantes: ovejas y cabras, también son relativamente pequeños y crecen un poco menos que el pavo. El crecimiento de esta categoría se concentra en el Medio Oriente, en donde se prefiere la carne de oveja y de cabra, y adonde la producción local a pequeña escala es relativamente redituable. 

Ganan las aves y las especies acuícolas 

Las diferencias en las categorías de producción mundial de carne en granjas se deben a la eficiencia de la producción y en las preferencias locales. 

Si persisten las tasas de crecimiento de 1990-2014, para 2020 el pollo superará al cerdo como la carne número uno. En un futuro no muy distante, la acuicultura podría superar al pollo. Sin embargo, el CAGR de 7 por ciento o más de la acuicultura podría demostrar no ser sustentable. 

Los sistemas de producción de rumiantes seguirán siendo una importante fuente de proteína animal, pero no puede igualar a los sistemas más eficientes. 

En general, la producción de proteína animal en granjas crece más rápido que la población. No existen barreras aparentes a corto plazo que prevengan el continuo crecimiento de la producción mundial per cápita de proteína animal en granjas.

Lea el reporte completo en Industria Avícola Noviembre 2017.

 

Page 1 of 1584
Next Page