Manipulación de la microflora intestinal de las aves

La microflora intestinal está muy involucrada en una amplia gama de acontecimientos fisiológicos, nutricionales e inmunológicos

Lactobacillus johnsonii. Lactobacillus spp. aislado del intestino del pollo presenta efectos inhibitorios sobre el crecimiento de las bacterias patógenas. (Foto cortesía de: Institute of Food Research, UK. )
Lactobacillus johnsonii. Lactobacillus spp. aislado del intestino del pollo presenta efectos inhibitorios sobre el crecimiento de las bacterias patógenas. (Foto cortesía de: Institute of Food Research, UK. )

El estado de salud intestinal tiene una importante influencia en el desempe√Īo de la producci√≥n de las parvadas comerciales. La microflora normal es un componente esencial de un tubo gastrointestinal (GI) sano. La microflora intestinal est√° muy involucrada en una amplia gama de acontecimientos fisiol√≥gicos, nutricionales e inmunol√≥gicos.

Los antibióticos promotores del crecimiento (APC) son capaces de modular la composición de la microflora intestinal, el cual es uno de los principales mecanismos de acción de estos compuestos en el mejoramiento de la salud y productividad de las parvadas comerciales.

La eliminación de los APC de las dietas avícolas puede resultar en cambios en el perfil microbiano del intestino. Los objetivos de este artículo son los de proporcionar algo de información general sobre la comunidad bacteriana intestinal y analizar cómo estas bacterias se pueden manipular con probióticos (como un posible sustituto de los APC) para poder hacer frente a algunas de las consecuencias negativas de la prohibición de los APC. Se van también a analizar algunas de las cuestiones con respecto a la aplicación y eficacia de los probióticos a nivel comercial.

Estado actual  

Los antibi√≥ticos promotores del crecimiento (APC) son capaces de modular la composici√≥n de la microflora intestinal. La eliminaci√≥n de los APC de las dietas av√≠colas, debido a la legislaci√≥n y a la presi√≥n p√ļblica, puede resultar en cambios en el perfil microbiano del intestino. Esta eliminaci√≥n se ha relacionado con un gran esfuerzo por encontrar alternativas adecuadas.

Una alternativa efectiva debe presentar efectos ben√©ficos considerables sobre la productividad av√≠cola. Como lo revisaron Bedford y Fothergil (2002), los sustitutos de los APC deben ser capaces de manipular la microflora intestinal de tal manera que puedan proporcionar condiciones favorables para la dominaci√≥n de las bacterias ben√©ficas y la supresi√≥n de especies bacterianas da√Īinas. La eliminaci√≥n de los APC claramente requiere de la importancia de mejorar las pr√°cticas de manejo de la producci√≥n, que incluyan un programa integral de bioseguridad en las operaciones comerciales av√≠colas.

Comunidad bacteriana intestinal  

Las bacterias son un componente diverso y metab√≥licamente activo del tubo digestivo sano. Hay hasta 1012 bacterias por gramo de bolo alimenticio. Como revisaron Richards et al. (2005), se calcula que el n√ļmero de especies bacterianas en el tubo GI generalmente var√≠a de 400 a 500.

Los pollitos recién nacidos obtienen bacterias del ambiente (es decir, de la incubadora, durante el transporte y en la granja) inmediatamente después del nacimiento y en la colocación en la granja. Las aves comerciales mantenidas bajo condiciones similares a menudo pueden no llegan a tener las mismas especies bacterianas en un segmento específico del tubo digestivo.

El perfil bacteriano, que incluye especies y n√ļmeros de cada organismo, es espec√≠fico a cada segmento del tubo digestivo, el cual puede verse influido por una amplia variedad de factores, tales como el pH del bolo alimenticio, la tasa de paso del mismo, la actividad del sistema inmunol√≥gico del intestino y la dieta. Las bacterias obtienen la mayor√≠a de los nutrientes que requieren para el crecimiento y mantenimiento de la dieta de las aves, y como resultado, la dieta puede tener una importante influencia sobre el n√ļmero total y la diversidad de la poblaci√≥n bacteriana en el intestino.

La microbiota intestinal se hace mucho más compleja conforme envejece el ave, y algunas especies bacterianas se tornan dominantes. De acuerdo con un estudio realizado en la Universidad de Georgia (Lumpkins et al., 2008), el sexo de las aves puede también influir sobre la composición de la microbiota. Los resultados de este estudio muestran que la similitud en los perfiles bacterianos intestinales entre pollos de engorda machos y hembras fue de menos del 30%. Todavía se necesita de más investigación en esta área.

Funciones de la microflora intestinal  

La microflora intestinal está involucrada en una amplia gama de sucesos fisiológicos, nutricionales e inmunológicos, que pueden afectar directa o indirectamente la salud y la productividad de las parvadas comerciales.

La población normal de microbios en el intestino protege al animal huésped de los microorganismos patógenos. Fukata et al. (1991) informaron que las bacterias benéficas (por ejemplo, Lactobacillus acidophilus) fueron capaces de suprimir los efectos patógenos del Clostridium perfringens en el intestino delgado de pollos de engorda mediante la inhibición de la proliferación de la producción de toxinas de este microorganismo. En otro estudio, Jin et al. (1996) observaron que el Lactobacillus spp. aislado del intestino del pollo presentaba efectos inhibitorios sobre el crecimiento de las bacterias patógenas, como la salmonela y Escherichia coli bajo condiciones in vitro. Este efecto del Lactobacillus spp. pudo haber resultado de la producción de ácidos orgánicos en el intestino.

Manipulaci√≥n de la microflora intestinal  

La alteración de la comunidad microbiana intestinal por parte de las alternativas a los APC para poder mejorar la salud y la productividad de las aves comerciales se ha topado con un éxito parcial. Para poder manipular la microflora intestinal, es de fundamental importancia tener una idea clara del perfil microbiano normal de aves sanas mantenidas bajo condiciones de granja comercial. Es también esencial reconocer cómo se puede desarrollar este perfil y mantener en el intestino.

Un probi√≥tico se define como "un suplemento alimenticio microbiano vivo que afecta de forma ben√©fica al animal hu√©sped mediante el mejoramiento de su equilibrio microbiano intestinal". Los probi√≥ticos se pueden usar para modular las bacterias del intestino. Las preparaciones comerciales de probi√≥ticos se pueden ser de cepa √ļnica o m√ļltiple, y tambi√©n como una mezcla de varias especies (multiespecies) de bacterias. Los productos multiespecies pueden tener el beneficio de ser eficaces contra una gama m√°s amplia de condiciones del tubo digestivo.

Como dice en la revisión que hizo Simon (2005), es básico que las especies bacterianas en los probióticos tengan la capacidad de llegar al órgano objetivo de forma viable y también en la cantidad adecuada. Para poder lograr este objetivo tan importante, los probióticos deben ser capaces de sobrevivir a los procesos de preparación del alimento balanceado (por ejemplo, las técnicas de proceso térmico), permanecer estables durante el almacenamiento a corto y largo plazo del alimento, y soportar las condiciones de pH bajo existentes en el proventrículo y la molleja.

No siempre han sido consistentes los resultados de los estudios publicados de los efectos de los probi√≥ticos. Sin embargo, hay muchos informes publicados en la literatura cient√≠fica que indican los efectos ben√©ficos de la administraci√≥n de probi√≥ticos (a trav√©s del alimento o agua de bebida) sobre el metabolismo y desempe√Īo de la producci√≥n de los pollos de engorda, gallinas ponedoras y pavos que incluye la digestibilidad mejorada de nutrientes, mayor ganancia de peso corporal y eficiencia alimenticia, mejores caracter√≠sticas de calidad de huevo y tasa de producci√≥n, y menor mortalidad de la parvada.

Puntos a considerar  

En esta sección del artículo, se analizan brevemente algunos de los problemas con respecto al uso de probióticos como una alternativa a los APC.

I - De acuerdo con la Dra. Annie Donoghue del USDA en Arkansas, la gran diversidad de bacterias intestinales y tambi√©n la falta de un conocimiento claro de las interacciones existentes entre el hu√©sped y la microflora han resultado en dificultades con respecto a la identificaci√≥n de tipos efectivos y la cantidad de especies bacterianas para la inclusi√≥n en los probi√≥ticos comerciales. La compatibilidad o sinergismo de las especies bacterianas son dos factores importantes que deben tenerse en consideraci√≥n al dise√Īar probi√≥ticos multiespecie.

II - A pesar de todos los avances, a√ļn hay una cantidad bastante peque√Īa de informaci√≥n de las caracter√≠sticas y funciones de las especies bacterianas en el tubo gastrointestinal del animal hu√©sped. Es a√ļn imposible reconocer por completo la importancia fisiol√≥gica de todos los cambios bacterianos que se pueden dar en el tubo gastrointestinal. Sin embargo, los nuevos desarrollos en biolog√≠a molecular han incrementado dr√°sticamente nuestro conocimiento de los efectos que pueden tener los diferentes factores, entre ellos la composici√≥n de la dieta, sobre el perfil de la microflora intestinal y las posibles consecuencias de estos cambios en la salud y productividad de las parvadas comerciales.

III - Por lo general son diferentes las condiciones comerciales de campo a las experimentales. Como en la revisi√≥n hecha por Patterson y Burkholder (2003), la presencia de factores estresantes a nivel de la granja comercial puede afectar la microflora intestinal, lo cual debe tomarse en consideraci√≥n cuando se trata de evaluar la eficacia de los probi√≥ticos bajo estas condiciones.

IV - La estabilidad de los probi√≥ticos es de fundamental importancia. Es necesario que los microorganismos permanezcan vivos y conserven su actividad durante la cadena de producci√≥n de alimentos balanceados, en la que se incluye el mezclado, procesamiento y almacenamiento. Las cepas bacterianas incluidas en un probi√≥tico deben tambi√©n ser capaces de soportar y retener su actividad en el tubo gastrointestinal con la tolerancia de los efectos adversos de las secreciones de √°cido g√°strico y biliar. Tambi√©n es importante la v√≠a de administraci√≥n de los probi√≥ticos, ya que la suplementaci√≥n de probi√≥ticos en el alimento o el agua de bebida quiz√°s no siempre lleven a los mismos resultados. Los factores relacionados al agua de bebida, tales como el uso de desinfectantes de cloro, son factores importantes de influencia que pueden afectar la eficacia de los probi√≥ticos, si se administran a trav√©s del agua de bebida.

V - Ha habido algunas preocupaciones con respecto al etiquetado de los probi√≥ticos comerciales. La etiqueta de un probi√≥tico normalmente debe proporcionar informaci√≥n precisa, tales como el tipo y el n√ļmero de organismos, y asegurar que estos n√ļmeros sigan activos hasta la caducidad del producto comercial. En un estudio realizado en Canad√°, se evaluaron etiquetas de 44 probi√≥ticos (21 para humanos y 23 para uso veterinario). Los resultados de este estudio revelaron que los organismos no se identificaron adecuadamente en 43% de los productos para seres humanos y en 35% de los productos veterinarios. Hab√≠a faltas de ortograf√≠a en el contenido de 25% de los probi√≥ticos para seres humanos y en 18% de los veterinarios. Los contenidos estaban bien identificados solamente en 9 probi√≥ticos para seres humanos y en 2 veterinarios.

VI - Ya que el uso de ingredientes alternativos de alimentos balanceados se est√° tornado mucho m√°s com√ļn en la industria av√≠cola en diferentes partes del mundo, parece esencial investigar c√≥mo estos nuevos ingredientes pueden influir sobre la comunidad bacteriana del intestino. Los resultados de estas investigaciones pueden proporcionar nueva informaci√≥n que garantice la reevaluaci√≥n de los probi√≥ticos comerciales en t√©rminos de la composici√≥n y eficacia.

Conclusiones  

La microflora intestinal, como componente esencial del tubo gastrointestinal, puede verse afectada potencialmente por la eliminaci√≥n de lo APC de las dietas av√≠colas. La administraci√≥n de probi√≥ticos ha tenido un √©xito parcial en contrarrestar parte de las posibles consecuencias negativas de la eliminaci√≥n de los APC. La salud intestinal y cuestiones relacionadas, tales como la microflora, van a seguir siendo un desaf√≠o para la industria av√≠cola y los cient√≠ficos en los a√Īos venideros. IA  

Se puede solicitar la bibliograf√≠a detallada del autor, al email: [email protected].  

Para m√°s informaci√≥n, vea: El futuro de los antibi√≥ticos en la producci√≥n animal: http://www.wattagnet.com/IA/10894.html 

Page 1 of 64
Next Page