Brasil podrá reanudar venta de carne a Rusia

Un mes después de anunciar la prohibición de la importación de carne de 85 establecimientos de tres estados brasileños, los rusos aceptaron reabrir su mercado a los productos de este país. A finales de julio, Rusia debe formalizar su decisión en una teleconferencia.

Un mes después de anunciar la prohibición de la importación de carne de 85 establecimientos de tres estados brasileños, los rusos aceptaron reabrir su mercado a los productos de este país. A finales de julio, Rusia debe formalizar su decisión en una teleconferencia.

Una misión técnica negoció, la semana pasada en Moscú, la rehabilitación. Durante dos días, un grupo de seis funcionarios trataron de convencer al Servicio Veterinario de Rusia de anular el embargo, que comenzó el 15 de junio. De las 236 plantas auditadas, 143 serán habilitadas para exportar nuevamente. Las otras 93, continuarán con restricción temporal hasta cumplir con los estándares rusos. Brasil enviará la nueva lista de establecimientos autorizados. Los rusos pidieron la garantía del abastecimiento a pesar de la reducción del número de proveedores. Además, ellos exigieron la lucha contra los embarques no autorizados o de contrabando de carne a Rusia y Ucrania.

El gobierno estima que las industrias e importadores "tendrán aliento" para esperar hasta finales de julio. Hubo un gran volumen de envíos hasta el 15 de junio. En 15 días, de acuerdo con el Ministerio de Agricultura, se han exportado el equivalente a dos meses de ventas.

Sobre la decisión de Rusia pesó el anuncio de la una fuerte inversión en la red nacional de laboratorios. Para liberar las importaciones, los rusos impusieron un "curso de formación" de los profesionales de los laboratorios en las instalaciones rusas, para cumplir con las exigencias de control, normalización y certificación.

El secretario de Defensa de Agricultura, Francisco Jardín, dijo que estaba "muy preocupado" por los resultados negativos de la inspección rusa ocurrida en abril. Hemos creado dos grupos de trabajo para evaluar los métodos de inspección y seguridad en el laboratorio.

El zar ruso de sanidad, Sergei Dankvert, participó en las negociaciones y personalmente aprobó la reapertura. Dankvert visitará Brasil muy pronto. Una nueva misión se presentará en Brasil para una "inspección adicional" en tres o cuatro estados.

A los rusos le gustaron las explicaciones técnicas de la misión brasileña. Sólo como una cuestión de señalización, decidieron esperar algunos días para la reapertura oficial.  

Page 1 of 60
Next Page