Los hogares mexicanos registraron un descenso de dos dígitos en su promedio de ingresos entre el 2008 y el 2010, cuando el país se vio afectado por la mayor recesión desde la crisis de mediados de 1990, según los resultados preliminares de un sondeo publicado por el Instituto Nacional de Estadística e Informática, Inegi.