En la última década, el consumidor chino ha cambiado su hábito de comprar pollo: ha aumentado la cantidad de pollo que come y ha expandido los lugares en donde se compra. Pero algunas cosas siguen igual, como el aprecio por las patas de pollo.

El consumo avícola total anual de los residentes urbanos aumentó de 3.42 kg por persona en 1990 a 8.34 kg en 2006, un aumento del 144%, según los últimos datos a disposición del Ministerio de Estadísticas de China. El consumo avícola anual de los residentes rurales aumentó de 1.25 kg por persona en 1990 a 3.51 kg en 2006, lo que representa un aumento de 181%.

Poder de la proteína

Hace 15 años, Wang Yuefei solamente comía pollo en ocasiones importantes, y además luchaba con su hermana por repetir la ración. Sin embargo, hoy en día, como representante de ventas de una compañía internacional de cosméticos en Pekín, Wang puede comer pollo todos los días, porque lo puede pagar.

El consumo de pollo en China aumentó en el transcurso de la última década, junto con el de otras carnes, debido al aumento del ingreso, comentan los expertos. Y se espera que continúe la tendencia en 2009, debido a los precios más bajos de los productos avícolas.

"Los chinos solían comer solo arroz, pero ahora comemos más carne que nuestros padres", comentó Pan Yaoguo, investigador del Centro de Investigación del Desarrollo del Consejo Estatal, en un informe publicado por la Asociación de la Carne de China, de Pekín. "El consumo de carne aumentó con nuestro nivel de ingresos".

Tabla 1: Consumo per cápita de pollo en China entre 2005 y 2007 

Hay mucho espacio para crecimiento

"El aumento de los ingresos va a impulsar al crecimiento de consumo de carne en áreas donde el ingreso per cápita está por debajo de los $5,000 dólares", dijo Wang Zhicai, secretario del Departamento de Zootecnia del Ministerio de Agricultura de China, en una entrevista con el periódico estatal Diario del Pueblo. "El ingreso per cápita de China apenas llegó a los $2,000 dólares en 2007. Como resultado, China aún tiene un enorme potencial para el consumo de pollo".  

Además, conforme los chinos se enriquecen, empiezan a escoger al pollo por sobre el cerdo, la proteína básica tradicional de China.

"Un creciente número de chinos, especialmente jóvenes, quieren ahora comer más pollo", dijo a Poultry International Hu Hao, profesor de agronegocios de la Universidad de Agricultura de Nanjing. "La carne de aves tiene menos grasa y más proteína que la carne de cerdo".

Como resultado, en la áreas urbanas, la tasa de crecimiento del consumo per cápita de aves fue de 144% de 1990 a 2006. En tanto, la tasa de crecimiento del consumo per cápita de carne de cerdo fue de 8% durante el mismo período, según las estadísticas publicadas por el Ministerio de Estadísticas de China. En áreas rurales, la tasa de crecimiento del consumo per cápita de pollo y del consumo de carne de cerdo fueron de 256% y 47%, respectivamente, de 1990 a 2006.

Tabla 2: Proporciones de carne de cerdo, carne de res, cordero y pollo en la producción total de carne 

Cambio de canales

Mientras tanto, por razones de conveniencia y de preocupaciones por la seguridad, los chinos más ricos pueden comprar carne de aves en lugares más caros, como los supermercados y restaurantes. Tradicionalmente, las aves se vendían vivas o recién sacrificadas en mercado públicos abiertos y sin refrigeración, las cuales aún existen en ciudades y pueblos de toda China.

No obstante, los pollos ahí comprados requieren un poco de trabajo por parte del consumidor. El pollo de supermercado, sin embargo, se puede comprar no sólo entero, sino cortado en piezas, o empacado con verduras y listo para cocinar, o ya cocido y listo para comer.

"Ya que muchos chinos están muy ocupados en sus trabajos, no pueden pasarse un día completo cocinando como lo hacían sus padres antes", comenta Guo Huiyong, analista de la empresa de Pekín, Orient Agribusiness Consultant Ltd. "En lugar de cocinar en casa, muchos chinos, especialmente gente joven, comen pollo fuera o lo compran listo para cocinar en supermercados".

El consumo de pollo en los restaurantes de comida rápida, restaurantes comunes y hoteles aumentó de 4.4 millones de toneladas en 1998 a 7 millones de toneladas en 2008, al tiempo que la participación en el mercado del consumo total de pollo subió también de menos del 30% en 1998 al 44% en 2008, según Guo.

Tabla 3: Producción avícola en China 

Incentivando el consumo de pavo

Después de comer pavo por primera vez con sus colegas extranjeros, Wang, la representante de ventas de Pekín, decidió no volverlo a comer otra vez. "No estoy en contra del pavo", dijo Wang "pero, realmente no estoy acostumbrada a su sabor. En realidad, siento mucha curiosidad de probar la comida occidental, siempre y cuando me sepa bien".

Kurt Markham, director de mercadotecnia del Departamento de Agricultura de Minnesota en EUA, dice que su departamento, junto con la Universidad Sureña de Yangtzé en Wuxi, ha estado trabajando en adaptar recetas chinas para usarse con pavo.

Las recetas de pavo estilo chino incluyen pavo al vapor envuelto en hojas de loto, sopa de pavo con nueces de gingko y pavo kung pao, es decir, pavo en cubitos con cacahuates (maní) y chiles picantes (ají), parecido al popular platillo de pollo kung pao.

"Los clientes chinos han dado una retroalimentación positiva a los nuevos productos de pavo estilo chino", dijo Feng Meiqian vocera de la Associación de Productors de Pavo de Minnesota. "Ya había comido antes sándwich de pavo, pero esta es la primera vez que pruebo pavo estilo chino. Fue bastante especial y sabroso". 

Cuando los productores de Minnesota vendan su pavo, que es relativamente desconocido en China, a los restaurantes, las nuevas recetas van a ayudar al cliente chino a acostumbrarse a este nuevo alimento, comentó Feng.

Los productores de Minnesota planifican también brindarle recetas de pavo a los clientes chinos, como Hormel ya ha estado haciendo durante dos años en China.

Las subsidiarias de Hormel en Shanghái y Pekín han estado vendiendo los productos de pavo Jennie-O. Para ayudar al cliente chino a entender cómo usar este producto nuevo, Hormel coloca recetas de su hamburguesa de pavo y otros alimentos en la página web de la compañía en chino.

Mercadotecnia

Más métodos de mercadotecnia, como el desarrollo de productos avícolas al estilo local, las ferias de cocina y las campañas publicitarias, contribuyen a aumentar el consumo de pollo en China, dicen los expertos.

Uno de los líderes de esta tendencia ha sido KFC, que ha hecho mucho para comercializar el consumo de pollo estilo EUA.

Tabla 4: Proporciones de distribución de la carne en China 

"Los restaurantes de comida rápida impulsan el consumo de pollo", dijo Hu de la Universidad Agrícola. "Por ejemplo, a todos lo niños que conozco les gusta comer piernas de pollo fritas".

"Mi compañía se enfoca a la cooperación con los grandes clientes como KFC, porque queremos beneficiarnos de su rápido desarrollo", comentó Chen Jianhua, vocero de Sunner Co. Ltd., ubicada en Fujian. "La producción total en la compañía llegó a los 60 millones de pollos el año pasado, pero nuestro producto seguía siendo escaso".   

Consumo de piezas

Cuando Wang Yuefei viajó recientemente a la provincia de Hubei, consiguió suficiente cantidad del manjar local: pescuezos de pato, para sus amigos en Pekín.

"Me gasté alrededor de 300 yuanes [$43 dólares, pero es el equivalente a gastar $300 para un oficinista en EUA] en la compra de 12 cajas de pescuezos de pato cocidos para mis colegas", comentó Wang. "Los pescuezos de pato cocidos son el mejor regalo que hay en Hubei, porque son la especialidad del lugar". 

Las tiendas chinas están llenas de cabezas, patas, órganos internos, incluso sangre, de pollo. 

Zhang Fengfeng, mujer de 30 años de edad de la provincia de Jiangsu, gusta de comer patas de pollo cuando ve televisión con su esposo. "Las patas de pollo son mi snack favorito", dijo Zhang. "Me las como, como los occidentales comen papas fritas".

Los productores extranjeros cubren la demanda de estas piezas de pollo, con crecientes exportaciones a China. Aunque no hay a disposición número exactos, Guo de Orient Agribusiness calcula que las importaciones avícolas anuales de China llegan a las 600,000 toneladas, lo que representa alrededor del 33% del consumo total de piezas de pollo.

En 2007, solamente las importaciones de patas congeladas de China, que representan el 51% del total de importaciones de pollo, llegó a las 396,000 toneladas, un aumento del 37% en comparación con 2006.

Mientras tanto, el pollo congelado con huesos y las alas de pollo congeladas, llegaron respectivamente a 179,000 y 880,000 toneladas en 2007, un aumento del 34.8% y 52.2% en comparación con 2006.

"Debido a las diferentes preferencias en la dieta, en Occidente se usan generalmente piezas de pollo para fabricar alimento para mascotas" comenta Liu Xianpeng, director de ventas de la importadora avícola HuiHonghua Investment Ltd. ubicada en Shenzhen. "Como resultado, los precios después de impuestos de las importaciones avícolas siguen siendo más bajos que los de los productos nacionales".

Las preferencias regionales de la dieta en el consumo de carne afectan las importaciones avícolas a China, señaló Liu. La mayoría de las compañías extranjeras típicamente exportan piezas de pollo al sur de China, porque el sur es un importante mercado para el consumo de pollo.

En 2000, en las zonas urbanas del sur de China, el gasto anual de carne de cerdo y de pollo fue de 224 y 244 yuanes por persona, respectivamente, según un informe publicado por el Centro de Investigación del Desarrollo del Consejo Estatal. En comparación, en las zonas urbanas del norte de China, el gasto en el consumo de carne de cerdo y de pollo solamente fue de 141 y 128 yuanes por persona.

No hay estadísticas actualizadas, pero no han cambiado mucho las preferencias regionales de la dieta durante la última década, dicen los expertos.

"El pollo sigue gozando de más popularidad en el sur que en el norte" comentó Guo de Orient Agribusiness. "Sin embargo, desde el brote de influenza aviar en China (a finales del año pasado), los residentes sureños empezaron a comprar menos aves vivas y ahora cada vez compran más productos avícolas preparados o similares".

En 2005, las importaciones avícolas se concentraron en Cantón, Shanghái y Jiangsu, los tres principales mercados avícolas del sur de China. De enero a octubre de 2005, las importaciones avícolas por monto en Cantón, Shanghái y Jiangsu fueron de $96.35 millones, $82 millones y $32 millones de dólares, respectivamente, que representan el 74% de todas las importaciones avícolas.