A pesar del cabildeo y objeciones de ciertos grupos proteccionistas agrícolas estadounidenses, JBS de Brasil anunció que el Departamento de Justicia de EUA aprobó la adquisición de Pilgrim's Pride de EUA, lo que allana el terreno para que se convierta en la compañía cárnica más grande del mundo.

De acuerdo con la decisión, no se le va a pedir a JBS que venda activos para que proceda la compra de Pilgrim's Pride, dijo un vocero de JBS.

En septiembre, JBS dijo que planificaba comprar una participación del 64 por ciento del productor de pollo estadounidense en quiebra por $800 millones de dólares. La suma de Pilgrim's Pride y la compañía brasileña de carne Bertin, anunciada ese mismo día, le dará a JBS unos $30,000 millones de dólares en ingresos.

El trato con Pilgrim's Pride aún depende de la decisión final del tribunal de bancarrotas, que se espera que sea a finales de diciembre.

JBS es el principal procesador de carne de res en Argentina, Australia, Brasil e Italia, y uno de los líderes en EUA, después de haber comprado el año pasado la unidad de carne de res de Smithfield Foods y la compañía de carne de res y de cerdo Swift & Co.

Además, es el tercer productor de carne de cerdo más grande y va a ser el principal de pollo, una vez que se dé el visto bueno al proceso de bancarrota para la compra de Pilgrim's Pride.