Al término de la IV Reunión de la Comisión Binacional México-China, que se realizó en Ciudad de México, la Secretaría de Relaciones Exteriores de México valoró positivamente el avance del reconocimiento chino a las condiciones sanitarias de las plantas mexicanas que aspiran a exportar.

En conferencia de prensa, la canciller de Relaciones Exteriores de México, Sra. Espinosa y su homólogo chino, Yang Jichei, expresaron su satisfacción por los resultados de las reuniones de trabajo, a las que asistieron más de 150 funcionarios de alto nivel de ambos países y destacaron los pactos alcanzados en comercio.

La Sra. Espinosa recordó que China “fue uno de los pocos países en que las importación de productos mexicanos crecieron en 9%, durante 2009”, un año de recesión económica para el país latinoamericano.

México y China subrayaron su deseo de encontrar nuevas formas de impulsar el intercambio comercial y de reducir, a largo plazo, sus conflictos en este campo.

Tras el veto a la importación de carne porcina, el brote de gripe AH1N1, los trabajos de control sanitario en las plantas exportadoras fueron bien evaluados por la comisión china. Por lo cual México está optimista en reanudar las exportaciones de esta carne en el corto plazo.

Ahora, China, segundo socio comercial de México a nivel mundial y primero en la zona Asia-Pacífico, también busca promover la importación de productos avícolas, leche, limones y mangos.

El canciller Jichei confía en “adoptar medidas activas para incrementar inversiones en ambos sentidos”.

La canciller Espinosa, por su parte, manifestó que espera una mucho mayor presencia de las empresas chinas en México y citó, como sectores oportunos para ello, el aeronáutico, el automovilístico, la minería, la vivienda y las energías renovables.

Por otro lado, como comentó Jichei, además de acuerdos comerciales, las sesiones de trabajo "cosecharon importantes frutos" en ciencia y tecnología, cultura, turismo, agricultura y control aduanero.

El canciller Chino Sr. Jichei destacó que la próxima Cumbre de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP16), que se llevará a cabo en la ciudad mexicana de Cancún en diciembre, tendrá una importancia vital en la lucha contra el calentamiento global y sus efectos.