En México, se establecerá un peculiar proyecto agroindustrial especializado en el sacrificio de patos Muscovy, con rastro Tipo Inspección Federal, una especie avícola de gran demanda en la gastronomía gourmet, tanto dentro del mercado nacional como en el de exportación.

Este proyecto se llevará a cabo en el poblado de San Pedro Valencia, municipio de Acatlán de Juárez, México. Este negocio es una idea de la empresa Productos y Derivados de Pato, Pydpat, y es uno de los agronegocios innovadores apoyados por el Fideicomiso de Riesgo Compartido, Firco de la Secretaría de Agricultura de México.

Con respecto al proyecto propiamente tal, el director de Pydpat, Sr. Alfonso Luján detalló que la planificación de esta idea innovadora se verifica a través de una experiencia adquirida en la crianza de los palmípedos (aves que tienen los dedos palmeados, a propósito para la natación), lo que supone una granja de engorda de 30 mil metros cuadrados de extensión donde los patos son criados y posteriormente sacrificados y empacados.

Publicidad

En lo referente a la inversión del proyecto, esta será de ocho millones de pesos para la instalación del rastro y su planta de corte. Citó que de tal monto, se recibió un apoyo de 2.9 millones de parte del Firco.

Al respecto, el delegado de la Secretaría de Agricultura, Sr. Juan Antonio González, hizo notar que este tipo de proyectos que revisten gran originalidad para aprovechar nichos específicos del mercado agroalimentario, son motivo de prioridad en los apoyos oficiales que actualmente se manejan en Jalisco, una Entidad donde en breve se habrán de consolidar 27 rastros y plantas TIF, lo que augura una detonación económica de gran importancia para el aprovechamiento del sector pecuario jalisciense en diferentes especies.